López disfruta del triunfo más importante de su campaña deportiva

El argentino, tres veces campeón del Mundial de Turismo y una vez del WEC, ratificó su notable nivel.





El auto de López, Conway y Kobayashi recibe la bandera a cuadros, escoltado por el otro Toyota en Le Mans. Gentileza.

José M. López está decidido a seguir agrandando su campaña deportiva en la que destacan sus tres títulos en el Mundial de Turismo y uno de Resistencia (WEC), al que le sumó hoy la victoria en la legendaria 24 Horas de Le Mans junto al Toyota Gazoo Racing.

López necesitó de cinco intentos para lograr la victoria en uno de los clásicos más importantes del automovilismo mundial y tal vez el más destacado de su campaña, a la que sólo le faltó ser parte de la Fórmula 1, si bien estuvo muy cerca.

Aseguran los conocedores de Le Mans que la mítica pruba elige a sus ganadores, pero en el caso de los integrantes del Toyota GR010 Hybrid 7, ninguno de sus pilotos sabía lo que era ganar la general de la mítica prueba hasta hoy.

No habían sido elegidos, a pesar de que durante las tres últimas ediciones pareció lo contrario en varios momentos. Pechito López había estado en tres ocasiones tocando la victoria antes de perderla en diferentes circunstancias, todas ellas con una buena dosis de amargura. Este 2021, después de cinco ediciones disputadas, ya sabe lo que es dominar Le Mans de principio a fin.

Un problema con el turbo a mitad de la prueba en 2020 les hizo perder seis vueltas con sus compañeros del Nº 8, después de que en 2019, con Fernando Alonso en pista, un problema con la comunicación entre el sensor de la rueda delantera derecha y la antena del auto cuando López contaba con dos minutos de ventaja sobre el español a una hora del final les hiciera perder una victoria que parecían tener en sus manos.

En 2018, el sorprendente relevo nocturno de Alonso hizo que el bicampeón de Fórmula 1 achicara en 2h 30m más de una hora y media sobre el 7 de López. En 2017, en su debut en la prueba, el argentino sufrió un abandono después de que Kobayashi perdiera potencia y no pudiera volver a boxes en un inicio de noche negro para Toyota.

El argentino, tres veces campeón del mundo de turismos con Citroën y campeón del mundo de resistencia en 2019/20 junto a Kobayashi y Conway, añade a su especial vitrina ese trofeo con el que lleva soñando cuatro años, que se ha convertido en casi una obsesión para él y que apenas podía asumir que estaba en disposición de alzarlo al cielo tras su último relevo, a poco más de cuatro horas para el final.

Después de los escarceos iniciales en la primera hora, que castigaron duramente al 8 de Sebastien Buemi, después de que el Glickenhaus 708 se lo llevase por delante en la primera chicana, el 7 fue consolidando su ventaja desde primera hora de la tarde, aprovechándose de los Safety Car y la presencia en un tren posterior al caer la noche.

Los campeones del mundo consiguieron ganar por primera vez las 24 Horas de Le Mans. Gentileza.

Desde ese momento, pese a que los problemas con la bomba de combustible llegaron a castigarles, aunque no tanto como el otro auto del equipo, y a algunas salidas de pista durante la madrugada, Kobayashi, Conway y López imprimieron un ritmo constante, sólido y sin cometer errores para alzar al cielo el trofeo de las 24 Horas de Le Mans.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
López disfruta del triunfo más importante de su campaña deportiva