López, referente de la toma de Casimiro, se declaró culpable y está libre

Fue condenado a dos años de prisión en suspenso. A Antonio Álvarez, otro de los delegados, se le otorgó la suspensión de juicio a prueba por dos años.




Un joven de 20 años recibió un piedrazo en la frente y se encuentra en grave estado en Neuquén. (Foto: Archivo Florencia Salto)

Un joven de 20 años recibió un piedrazo en la frente y se encuentra en grave estado en Neuquén. (Foto: Archivo Florencia Salto)

En una audiencia realizada ayer por videoconferencia, el fiscal del caso Marcelo Jara realizó dos acuerdos con la defensa de Emanuel López y Antonio Álvarez, los referentes de la toma sobre la calle Casimiro Gómez y la Autovía Norte. López, que se encontraba con prisión preventiva, fue liberado anoche.

Tal como informó el Ministerio Público Fiscal, López fue acusado de los delitos de usurpación, un hecho en carácter de autor; instigación a cometer delitos, cuatro hechos en carácter de autor por determinación; y coacción, tres hechos en carácter de autor, todos en concurso real.

En la audiencia de ayer se acordó condenarlo a la pena de dos años de prisión en suspenso y además se fijó que deberá cumplir con reglas de conductas como fijar domicilio y mantenerlo actualizado, abstenerse de abusar del consumo de bebidas alcohólicas y estupefacientes, y la prohibición de acercarse (a menos de 1000 metros) a víctimas, testigos y el lugar donde se produjo la toma de tierras. También deberá presentarse cada seis meses en población judicializada.

"Hoy he decidido por cuestiones personales, morales y éticas, declararme culpable de los hechos que los fiscales de esta democracia me acusan. La presión psicológica que lleva a cualquier ciudadano cuando se lo encierra entre cuatro paredes con la excusa de haber violado las leyes legisladas, tiene el costo de la libertad", señaló López en un video que se transmitió en vivo a través de redes sociales.

"No se me castiga solamente por los hechos que se me imputan. Si hay algo de lo que me declaro culpable es de levantar la voz en nombre de la miseria y el hambre en  la que se encuentra la provincia de Vaca Muerta, una provincia rica en sus recursos pero con ciudadanos pobres, una provincia de primera con ciudadanos de segunda", agregó uno de los referentes de la toma de la que ya se retiraron unas 700 familias.

"Hoy me declaro culpable pero libre. El decidir violar abierta y civilmente y hacerme cargo de la penalidad que se me imputa, es el máximo de mi lucha, es la muestra jurídica de mis convicciones, la enseñanza moral de mis padres, la ética que me rodea y mi grano de arena para la construcción de una sociedad más justa e igualitaria", cerró López en el video.

Al otro referente acusado por la fiscalía, Antonio Álvarez, se le imputó el delito de coacción (un hecho) en carácter de coautor. En ese sentido, se acordó otorgarle la suspensión de juicio a prueba por dos años. Eso implicará que Álvarez deberá realizar trabajo comunitario, además del pago de una reparación mensual económica y abstenerse de abusar del consumo de bebidas alcohólicas y estupefacientes. También se le prohibió acercarse (a menos de 1000 metros) a la víctima y al lugar donde se produjo la toma de tierras. Y deberá presentarse cada cuatro meses en población judicializada.

La teoría del caso del Ministerio Público Fiscal fue que los hechos ocurrieron entre el 2 y el 3 de febrero pasado. López. instigó a los ocupantes de la denominada toma en Casimiro Gómez a usurpar distintos terrenos y, además, protagonizó la ocupación. También se le atribuye que una vez iniciado el diálogo con las autoridades municipales y otros organismos para buscar una solución del conflicto, coaccionó a través de terceros, a un grupo de ocupantes para evitar la firma de un acuerdo para desocupar las tierras.

El juez de garantías encargado de dirigir la audiencia avaló el acuerdo entre las partes que contó también con el consentimiento de los imputados.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


López, referente de la toma de Casimiro, se declaró culpable y está libre