Los costos de servidumbre preocupan a las petroleras

Los pagos a los dueños de las tierras donde operan podrían aumentar en los próximos meses con un retroactivo a septiembre del año pasado. Para los superficiarios los montos están “desactualizados”, pero para la industria “no es el momento” de subir costos.





La industria petrolera local quedó empantanada hace unos meses por la caída en los precios internacionales y por el desplome en la demanda interna y, de momento, el barril criollo no se reflejó en las cuentas. En este escenario es que ahora el sector entró en alerta ante una posible actualización de los valores de las servidumbres que podría superar el 90% en la Cuenca Neuquina. 

La servidumbre es el pago a superficiarios (dueños del terreno) que hacen las compañías en carácter de indemnización por la afectación concreta que se hace en superficie, por el derecho de uso y por la imposibilidad de realizar otras actividades ante el impacto de las operaciones.  

Se trata del decreto 861/96 que se desprende de la Ley de Hidrocarburos 17.319 y se actualiza a través de resoluciones modificatorias.  

En los últimos 4 años los valores de servidumbre se actualizaron tres veces, una vez por año exceptuando el 2017. El último aumento se fijó en abril del 2019 con retroactivo al 31 de agosto del 2018. Para la Cuenca Neuquina y Cuyana, los valores aumentaron desde un 43 hasta un 146%, dependiendo la categoría. 

La actualización de valores se empezó a acelerar a principios de año, sin embargo, por el parate administrativo por las medidas preventivas del coronavirus se frenó su publicación. Desde el sector de superficiarios aseguran que los valores actuales “están desactualizados” y requieren un ajuste inmediato. 

En números

90%
sería el tope de aumento que traería la nueva propuesta de actualización de los valores de servidumbre según algunas petroleras. Desde ASSUPA aseguran que no superará el 70 por ciento.

Según las consultas que realizó Energía On a tres operadoras de diverso calibre y sin contacto entre sí, coinciden en que “no es momento” para aumentar los costos productivos en un contexto de baja demanda y de producción limitada. 

Así como toda la cadena de valor sintió un impacto fuerte por la caída en la demanda, lo lógico sería que este ítem se mantenga como está”, argumentaron desde una petrolera.  

Este medio se contactó con la asociación de superficiarios, ASSUPA, y le aseguraron que el aumento “ya está aprobado” por la autoridad de aplicación de Nación y solo restan las firmas finales y su publicación. Se trata de una resolución conjunta entre el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y de una dependiente de la secretaria de Energía. 

Las áreas más densas son las que mayor indemnización pagan a los superficiarios. (Foto: gentileza)

En un primero momento, el pedido de aumento era de un 150%, sin embargo, según los superficiarios lo que se oficializará para la Cuenca Neuquina rondará entre 15 y 70 por ciento, dependiendo las categorías y sería retroactivo a septiembre del año pasado. 

“Tenemos varios antecedentes y documentos guardados donde los encargados de la parte de servidumbre de las empresas llaman a los superficiarios para avisarles que, no solo no van a firmar convenios, sino que la idea es bajarles al 50 por ciento los valores actuales hasta fin de año, que están totalmente devaluados”, indicaron desde AASUPA. 

En la mayoría de los casos son campos que no tenían ni siquiera un pozo de agua y que no eran usados para nada. En algunos campos nosotros pagamos entre 700.000 y 900.000 pesos por mes. En los que mayor desarrollo tenemos el valor sube a 3 millones de pesos”, detallaron desde una petrolera. Y agregaron: “Son costos que en otro escenario no se sienten tanto, pero en este contexto que estamos viviendo son muy altos y más si los querés actualizar”.  

En números

146%
fue lo que aumentó, para algunas categorías, la servidumbre el año pasado.

Por último, desde otra operadora hicieron énfasis en la manera en la que está establecida la ley que dificulta la vinculación del nivel de producción con lo que se paga en servidumbre. “En algunos casos pasa que no tenés nada de producción, ni de actividad y tenés que seguir pagando lo mismo. En otros, tenés un nivel alto de producción y la ley te limita lo que podés pagar, entonces se termina recurriendo a acuerdos por fuera de la norma para poder pagarle más al dueño de la tierra”, explicaron. 

Una fuente del sector aseguró que hay casos donde las petroleras pagan muy por encima de lo que dice la normal “con tal de que no les paren las actividades”. “Cuando un superficiario les hace alguna alteración de la producción, pierden miles de dólares, por lo que cuando hay mucho en juego, las petroleras han pagado montos exorbitantes”, señaló la fuente. 

Es un hecho que el sector atraviesa un momento de vacas flacas, pero también lo es la débil macroeconomía del país que acelera la desactualización de los valores fijados hace un año. Vendrán semanas de grandes polémicas y extensas reuniones en las que intervienen petroleras, abogados, asociaciones y productores. 


Comentarios


Seguí Leyendo

Los costos de servidumbre preocupan a las petroleras