Los legisladores rechazaron las acusaciones



Actualizado a las 12:13

Buenos Aires (Télam).- Los legisladores acusados ayer por el jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, de elaborar un informe con “vaguedad, indeterminación e indefinición” rechazaron las imputaciones, y uno de ellos adelantó una respuesta judicial mediante una querella. “Lo voy a querellar como corresponde”, adelantó esta mañana el legislador Jorge Enríquez, quien integra la Comisión Investigadora de la Sala Acusadora de Juicio Político.

Ayer, en una conferencia de prensa, Ibarra fustigó a los legisladores que elaboraron un informe en el marco de la investigación por el “mal desempeño” durante la tragedia de Once. El jefe comunal afirmó que el informe hecho por esta comisión incluía falsos testimonios y contenía repeticiones en varios de sus anexos y apuntó sobre Enríquez al calificarlo de “converso, miedoso y cobarde”.

Es que Enríquez era subsecretario de Gobierno en 1997, año en que se habilitó el local en que ocurrió la tragedia Cromañón, un dato que Ibarra dijo que fue “ocultado” por la propia comisión. Al respecto, el legislador porteño negó tener vinculación con la habilitación del local y sostuvo que la acusación que le imputó Ibarra se constituyó en una “maniobra distractiva”.

“Lamentablemente, de esta manera demuestra nuevamente su ignorancia de todo lo que es el tema administrativo del gobierno de la ciudad de Buenos Aires”, señaló en declaraciones a radio La Red y al canal de noticias TN. Por su parte, la legisladora María Eugenia Estenssoro se defendió de la imputación hecha ayer por Ibarra acerca de “falsificar” el testimonio del médico neumonólogo Juan Antonio Mazzei, quien declaró ante la comisión investigadora de la Legislatura y responsabilizó al jefe comunal por fallas en el operativo de emergencia de esa noche.

“La información que Mazzei da es a partir del informe del Hospital de Clínicas, donde trabaja. Está en la causa como un perito, un especialista”, remarcó Estenssoro. Ibarra había dicho que este médico no estaba en Buenos Aires el día de la tragedia y que no ejercía el cargo de director médico del Clínicas, tal como se había dado a conocer el profesional en el momento de la declaración.

En declaraciones a radio Del Plata, la legisladora admitió la posibilidad de que el informe fuera “desprolijo”, una de las principales críticas que lo formuló Ibarra en su conferencia de prensa. En tanto, la legisladora Gabriela Michetti, que preside el bloque macrista Compromiso para el Cambio, rechazó la imputación de Ibarra al sostener que “de ninguna manera se armaron pruebas”. “Lo que dijo Ibarra ayer es muy grave”, consideró Michetti, quien expresó que hubiera preferido que el jefe de Gobierno realice su descargo al informe de la comisión personalmente y no por escrito, como finalmente lo hizo esta mañana.

“Siempre es preferible que uno pueda conversar, dialogar que es lo que nosotros queríamos, sobre el fondo del dictamen”, dijo a radio Continental.

Por su parte, José Antonio Iglesias, padre de un joven víctima de la tragedia del boliche de Once, sostuvo que la presentación de Ibarra de ayer fue una muestra más de lo que “viene haciendo en los últimos meses: no contestar los hechos y dedicarse a cuestionar a las personas”.

Notas asociadas: Ibarra hizo su descargo y reafirmó su ataque a la comisión


Comentarios


Los legisladores rechazaron las acusaciones