Los niños adoptados tienen derecho a conocer datos sobre su origen

Desde el Registro Único de Adopción explicaron que es un proceso en el que se debe además tener en cuenta si la otra parte acepta la posibilidad.



#

En abril se abre el primer llamado del año para quienes deseen inscribirse como adoptantes en la provincia. (Foto: FLORENCIA SALTO )

En 2018 cuatro personas mayores de 18 años, que habían sido adoptadas, se acercaron al poder Judicial de Neuquén porque buscaban datos sobre su origen. Por primera vez hubo un caso en que se le brindó asesoramiento a una familia adoptante, cuyo hijo menor de edad, requería conocer sobre su identidad.

El Código Civil prevé que la persona adoptada con edad y grado de madurez suficiente tiene derecho a conocer los datos relativos a su origen, y puede acceder al expediente judicial y administrativo en el que se tramitó su adopción. Quienes asumen la responsabilidad de la crianza deben comprometerse expresamente a hacer conocer sus orígenes a la persona adoptada, quedando constancia de esa declaración en el expediente. Si es menor de edad, el juez puede disponer la intervención del registro de adoptantes para que presten colaboración.

“Las consultas sobre la búsqueda de origen son cuando por decisión propia se presentan jóvenes, mayores de 18 años, que son hijos adoptivos, los cuales conocían esta situación, tenían todos los datos de sus expedientes y vinieron a consultar por sus orígenes. El año pasado tuvimos cuatro situaciones con las que trabajamos”, explicó Lydia Caunedo, médica pediatra integrante del equipo interdisciplinario del Registro Único de Adopción de Neuquén (RUA).

Sobre el procedimiento la profesional agregó: “se hace una entrevista con quien ha solicitado la información. La hace la psicóloga, respecto a cual ha sido la motivación por la cual consulta, qué datos son más sensibles para entregarles y como se encuentra acompañado para afrontar esta información. Posteriormente se hace otra entrevista donde se comparte el expediente con los datos más importantes.”

Planteó que en 2018 hubo una consulta por asesoramiento del vínculo con la familia de origen proveniente de una persona menor de edad. “Fue dado en adopción de recién nacido. En el transcurso de su crecimiento, conociendo que es un hijo adoptivo fue planteándole a su familia su necesidad de ir conociendo sus orígenes. Esto es a pedido del niño, niña respecto a conocer a su familia de origen, pero también tenemos que tener en cuenta que muchas veces tenemos que saber si la otra parte está o no en condiciones, y si acepta esta posibilidad, entonces se trabaja todo ese contexto. Nosotros en realidad trabajamos hasta un punto: dar todos los datos que tenemos en el expediente, después localizar no podemos”, aseguró Caunedo.

Sostuvo que esta es una situación peculiar, ya que cuando se adoptan niños de más de cinco años: “ellos tienen registro de su historia, ellos son los que cuentan. Es un trabajo que, entre comillas, lo disipa el niño, porque el niño es el que le cuenta al adulto. Ahí el adulto lo que tiene que trabajar es esta capacidad de escucha y aceptación.”

Según las estadísticas del RUA, el año pasado se otorgaron 20 guardas con fines de adopción de 34 niños en Neuquén. Es requisito inscribirse en el registro, ya que el juez selecciona en función de los legajos de las familias. Está prohibida la entrega directa (ver aparte).

En el RUA también se atiende a las mujeres embarazadas que manifiesten la intención de entregar al niño en adopción, una vez que la gestación llegue a término. En 2018 hubo cuatro consultas y 7 en 2017.


Comentarios


Los niños adoptados tienen derecho a conocer datos sobre su origen