Los tres ejes del proyecto de Desarrollo Agroindustrial que anunció el Gobierno

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, destacó que el proyecto encarna la participación de todos los intereses de la cadena agroindustrial, detrás de un proyecto común.

El proyecto de ley de "Fomento al Desarrollo Agroindustrial" presentado hoy por Alberto Fernández y Julián Domínguez apunta a la promoción de nuevas inversiones que permitan incrementar la productividad, el agregado de valor y la generación de empleo.

La iniciativa fue presentada en un acto que contó también con la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y representantes de las principales cámaras del sector agroindusrial.

"Hoy que se está dando un paso para ponerle fin a una disputa de años, entre el agro y la industria y la industria y la tecnología", afirmó el Presidente.

Por otra parte, Fernández consideró que el proyecto respeta una "triple ecología", en referencia a la "ambiental, la económica, para desarrollar exportaciones, y la social", que es la que "garantiza más trabajo y de mejor calidad en las zonas rurales".

En el inicio del acto, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, destacó que el proyecto, al que propuso denominar "agrobioindustrial" encarna la participación de todos los intereses de la cadena agroindustrial, detrás de un proyecto común.

Asimismo, recordó que "la cadena se comprometió a generar empleo decente" y que el sector "puede generar 700 mil nuevos puestos directos e indirectos de empleo para 2030".

"También nos proponemos poner a la Argentina como líder agroalimentario y agrobioindustrial, en la producción de alimentos animal y vegetal, para un mundo cada vez más demandante", afirmó.

Entre los objetivos específicos, el proyecto se plantea poder exportar 100.000 millones de dólares y cumplir la meta de 200 millones de toneladas de cereales, oleaginosos y legumbres.

Además, promover nuevas inversiones con valor agregado en origen, sentando las bases de un desarrollo sostenible que contribuya a la disminución de la pobreza y desigualdad.

La iniciativa genera estímulos fiscales para mejorar rendimientos, a través de nuevas inversiones, tomando como línea de base a la actual y criterios de producción, empleo, comercialización, generación de valor agregado, exportación y nuevas inversiones

Los beneficios de las nuevas inversiones, que deberán impactar en la productividad de generación de valor y empleo, abarcan a productores, cooperativas, formas asociativas, emprendedores y empresas industriales de base tecnológica.

Asimismo, plantea beneficios como promover prácticas de cuidado ambiental y de suelo mediante bonos de crédito fiscal, con amortizaciones aceleradas para nuevas inversiones con menor tiempo de devolución del IVA, armonizar débitos fiscales con IVA diferentes, promover la semilla fiscalizada.


Comentarios


Los tres ejes del proyecto de Desarrollo Agroindustrial que anunció el Gobierno