Luis Landriscina llega con su humor a Cipolletti

Los paisajes y las costumbres de los argentinos encuentran desde hace treinta años en Luis Landriscina un narrador excepcional que a partir de su humor hace que la gente de todo el país se reconozca en sus historias, que muestran picardía y ternura. Landriscina es un asiduo visitante de la Patagonia y en estos días se está reencontrando con el público de la zona. En su gira llegará hoy a Cipolletti para brindar una función a beneficio del Aeroclub de Allen.





CIPOLLETTI .- Luis Landriscina, uno de los personajes más emblemáticos y populares de Argentina y experto conocedor de las costumbres de las regiones más diversas del país, se presenta esta noche en Cipolletti con su mochila cargada de los cuentos humorísticos y anécdotas que lo han colocado en el más alto sitial de la consideración pública.

La cita es en el Círculo Italiano, en calle Yrigoyen, entre Sáenz Peña e Italia, hoy desde las 21.30.

Landriscina llega en un presentación organizada con el fin de recaudar fondos para el Aeroclub Allen, y en mérito de una loable iniciativa de esa institución. Para el caso, poner en funcionamiento, refacciones mediantes, una máquina Pipper Acher 2, de cuatro plazas, que será acondicionada para que cumpla funciones de avión ambulancia, garantizando el traslado rápido de pacientes de la zona, según señaló el presidente del Aeroclub, Julio Contreras.

El caracterizado humorista «de toda la familia» -porque lo suyo debe ser lo único apto para todo público que va quedando en el ambiente del humor- arriba a la zona con un cotizado galardón bajo el brazo. La Comisión Episcopal de Comunicación Social lo honró con el premio «San Gabriel», hace poco, por su desinteresada labor en defensa de los medios comunicacionales.

Risueño, ameno y verborrágico, embajador de las historias secretas del folclore nacional, Landriscina dibuja el paisaje de los más íntimos rincones del país y cuenta con humor, en todo el mundo, los usos y costumbres argentinos.

Los recuerdos de su Chaco natal afloran siempre. Landriscina se toma su tiempo para describir hasta los olores de las historias plagadas de chispas mágicas de humor que terminan siempre en un aluvión de aplausos y carcajadas.

«Yo narro usos y costumbres, me meto con cosas que no sabe alguna gente, ya sea por los años y porque no estuvieron aquí», reflexionó Landriscina, en uno de sus contactos con este diario.

Y agregó: «yo cuento cosas que a lo mejor muchos no saben que ocurrieron en el país, ni cómo eran. Pero a tus viejos y a tus abuelos seguramente se le humedecen los ojos cuando les cuento cosas que ellos suponen que me olvidé».

Con su constante cuota humanista reflexionó que siempre trata de contarle a la gente del sur cómo son los del norte y viceversa. «Y hago que se enfrenten en un espejo amable para que no se rían con crueldad de los otros, sino amablemente».

La opción de pasar momentos gratos con Landriscina y aportar con la asistencia al Círculo Italiano para el avión ambulancia del Aeroclub Allen es doblemente válida. La entidad brinda, entre otros servicios, cursos de pilotos privados y de planeadores.

Ha formado más de 300 pilotos y es una institución pionera en la Patagonia. Con una trascendente inserción social y familiar, los fines de semana son muchos los que llegan a las pistas para volar, reunirse e intercambiar experiencias.

Recientemente ha adquirido un planeador Blanik L13, el número uno en el mundo, lo que coloca a la escuela del Aeroclub Allen en el primer nivel.

Por todo esto, por la loable iniciativa de que Allen tenga su avión ambulancia, vale la cita con Landriscina, ese hombre afable y carismático que desde hace más de 30 años le pone humor a la existencia de los argentinos.

Lo único que no hace Landriscina es tocar «las cosas que son irritativas», como fútbol, religión y política, porque la gente «busca que los haga reír y salir plácidamente de la sala».

«Que digan que el espectáculo estuvo bueno es para mi el verdadero éxito».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Luis Landriscina llega con su humor a Cipolletti