Maduro recibe apoyo de Putin y organiza “defensa”

Ejercicios militares tras la amenaza de Estados Unidos.



#

Archivo

Como si se tratase de un nuevo capítulo de la Guerra Fría en una de las tierras más “calientes” del planeta, Rusia se alineó estrechamente con Venezuela en la crisis que vive con Estados Unidos, amparada en sus “estrechos lazos de amistad y asociación estratégica”. Y no sólo lo ha hecho de palabra diplomática: también decidió participar en las maniobras militares con las que Nicolás Maduro pretende exhibir su músculo militar ante Washington.

Militares y civiles venezolanos participaron ayer en unos ejercicios militares “defensivos” para la protección de áreas estratégicas, después que la Casa Blanca declarara al país como una amenaza a la seguridad estadounidense.

La demostración, bautizada con el nombre de “Escudo bolivariano”, se concentró en instalaciones petroleras, puertos en el mar Caribe y zonas militares.

El ministro de Defensa venezolano, general Vladimir Padrino, dijo que en los ejercicios participarán más de 100.000 soldados y civiles de las milicias, en unos ensayos convocados por el presidente Nicolás Maduro como respuesta a la “agresión” estadounidense.

El Kremlin publicó ayer una carta del presidente ruso, Vladimir Putin, dirigida a Maduro, en la que elogia las relaciones bilaterales entre ambos países. En la misiva destaca que se cumplen 70 años del inicio de las relaciones diplomáticas entre ambos países y subraya sobre todo la buena relación en la última década, a partir del gobierno de Hugo Chávez, a quien el mandatario ruso califica de “un estadista excepcional, patriota y un verdadero amigo de Rusia”.

Días atrás, el Ministerio de Exteriores ruso fijo posición respecto a la advertencia de EE.UU. contra el país caribeño. A través de un comunicado sostuvo que “advertimos con preocupación el aumento de las tendencias negativas y de la situación desestabilizadora en Venezuela.

El agresivo aumento de las presiones políticas y sancionadoras sobre Caracas por parte de Washington disiente de la postura de muchos miembros de la comunidad internacional, que abogan por la búsqueda de soluciones constructivas para sus problemas internos”,

Moscú insiste en su “solidaridad” con un mandatario “legalmente elegido”, sumándose a la narrativa revolucionaria de los golpes de Estado. Maduro ha denunciado múltiples intentos de golpes de estado, guerra económica, guerra psicológica, atentados imposibles, magnicidios, envenenamientos, inoculación de cáncer al “comandante supremo”, incluso guerra mediática y batallas en las redes sociales. Y casi siempre, según el propio primer mandatario, con Washington en la sombra.

Rusia y Venezuela mantienen una poderosa cooperación bilateral, tanto económica como militar, desde que Hugo Chávez comenzó a apuntalar al ejército bolivariano con armas y misiles rusos, coincidiendo con sus viajes “antiimperialistas” por el mundo. Los ministros de Defensa de ambos países han acordado el “ingreso amistoso” de buques rusos en puertos venezolanos.

(DPA/ElMundo)

La operación militar “Escudo bolivariano” apunta a proteger puertos, petroleras y zonas militares en Venezuela.


Comentarios


Maduro recibe apoyo de Putin y organiza “defensa”