Maniataron a dos chicos y roban la casa de un pastor

Se trata del obispo Pentecostal que fue denunciado por abuso deshonesto. Dos jóvenes armados se llevaron 70 mil pesos de la recaudación de los fieles.



#

La Comisaría 28 intervino ante los robos en la jurisdicción. Foto archivo

SEGURIDAD

Dos jóvenes con arma de fuego y un cuchillo forzaron una ventana de una vivienda del barrio La Cumbre donde estaban dos adolescentes de 11 y 12 años, a quienes ataron de pies y manos y robaron de una conservadora 70 mil pesos que su padre, el obispo de la Iglesia Unión Pentecostal José Figueroa, guardaba de la recaudación de los fieles.

Según la denuncia efectuada en la Comisaría 28 a cargo del comisario Osvaldo Tellería, alrededor de las 22:15 uno de los hermanos de los niños regresó a la vivienda ubicada en calle Necochea al 1840 y los encontró atados de pies y manos arrojados en el piso de la habitación de sus padres.

Tellería informó a “DeBariloche” que los menores se encontraban solos desde las 20:30 cuando el pastor se retiró a la Iglesia junto al resto de la familia y minutos más tarde ingresaron por una ventana dos sujetos armados.

Los ladrones condujeron a los niños a la habitación del padre, los ataron de pies y manos y se dirigieron directamente a obtener el dinero guardado en una conservadora, donde el pastor denunció que resguardaba 70 mil pesos de recaudación de los fieles de un año.

El hermano que encontró a los menores atados, dio aviso al 911 y se constituyó en el lugar personal de la Comisaría 28 que realizó las pericias y tomó los testimonios.

En tanto, en la calle Onelli al 2400, el propietario de una pollería denunció el robo de una billetera con la recaudación de 4 mil pesos y dos pollos. Según indicó el comisario, el hombre afirmó que ingresaron 3 jóvenes, uno portando arma de fuego, quienes lo intimidaron junto a dos empleadas y se retiraron con el botín, caminando hacia el Sur por calle Onelli.

En la misma jurisdicción una mujer denunció que 5 jóvenes mujeres increparon a su hija de 14 años que caminaba por las intersecciones de Beschtedty ruta, y bajo amenaza con un arma blanca le sustrajeron el teléfono celular.

Según la denuncia de la mujer, los insultos hacia la menor referían a su condición física y estética, y finalmente le robaron el celular.

DeBariloche


Comentarios


Maniataron a dos chicos y roban la casa de un pastor