Marcha a fiscalía por domiciliaria a acusados de disparar al taxista en Neuquén

El fiscal general, José Gerez, recibió al sindicato y les aclaró que habían pedido que continúe la preventiva, pero la jueza tomó otra decisión. El hombre sigue internado.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Miguel Sisterna permanece internado por el disparo que sufrió en la cara. (Yamil Regules).-

Miguel Sisterna permanece internado por el disparo que sufrió en la cara. (Yamil Regules).-

Una caravana un poco más veloz que las habituales y marcada por el color amarillo de los taxis partió esta mañana desde el hospital Castro Rendón, el más importante de Neuquén. Allí permanece internado Miguel Sisterna, el chofer que sufrió un disparo en la cara al quedar en medio de un tiroteo cuando trabajaba. El destino final de la marcha fue la Ciudad Judicial, donde el fiscal general, José Gérez, recibió al sindicato, que repudia que se le haya dado prisión domiciliaria a los acusados.

Según se informó desde fiscalía, los referentes del sindicato de peones de taxis, que dirige Eduardo Lira, fueron a pedir el apoyo para que se revierta la domiciliaria y los tres hombres acusados vuelvan a tener prisión preventiva.

En respuesta, Gérez les respondió que ese había sido el pedido original de los fiscales del caso Carolina Mauri y Eugenia Titanti, junto con el fiscal jefe Agustín García. También les aclaró que fue la jueza de garantías quien decidió reemplazar la medida cautelar por prisión domiciliaria, durante seis meses.

En esa misma audiencia, los tres hombres involucrados en el hecho fueron acusados de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en concurso real con lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores.

El hecho ocurrió el viernes 7, alrededor de las 15.40. Los acusados, junto a otras dos personas que no fueron identificadas, a borodo de una camioneta Toyota Hillux persiguieron a cuatro hombres que escapaban en un Citroën C3.

La disputa comenzó por la rotura de los vidrios de otros autos y terminó con un tiroteo. Desde la camioneta se dispararon al menos 12 proyectiles de armas de fuego calibre 9 milímetros y 380, de los cuales cuatro impactaron en el Citroën.

En ese momento, el taxista ingresó a la calle Casimiro Gómez llevando un pasajero. Un proyectil le impactó en la zona de la cara, produciéndole una grave herida por la que permanece internado en estado delicado.


Comentarios


Marcha a fiscalía por domiciliaria a acusados de disparar al taxista en Neuquén