"Más que las adicciones, preocupa la falta de futuro de los jóvenes"

ALLEN (AA).- En la Argentina, dos de cada tres estudiantes secundarios admiten que beben alcohol en forma habitual, también fuman, y otros tantos no dudan al afirmar que han consumido -desde muy jóvenes- pastillas estimulantes, tranquilizantes o drogas en alguna oportunidad.

Los datos -surgidos de la última encuesta oficial sobre adicciones realizada a jóvenes de todo el país- no hacen más que confirmar el panorama que día a día suele verse en las calles, a la salida de los colegios o en los boliches bailables. Como una búsqueda de soluciones ayer continuaron en esta localidad, y finalizarán hoy, las jornadas de Prevención de Adicciones en el ámbito comunitario, en el marco de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas.

Dos referentes de la Secretaría para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) participaron de un taller integrado por representantes de diversas entidades e instituciones sociales y organismos oficiales de la ciudad y de localidades vecinas.

María Szalardi y Silvia Curi, del equipo técnico de prevención del organismo nacional, coincidieron en que la idea es sentar las bases de un proyecto comunitario destinado a trabajar la problemática desde otra óptica. El campo de las adicciones es un terreno amplio, "y hoy en día todos nosotros somos muy vulnerables", opinó Szalardi, porque "hubo cambios en la sociedad y hay que adaptarse a modelos nuevos". Debe tenerse en cuenta que no sólo la droga o el alcohol generan adicciones, sino también determinadas conductas como "el no participar y el no comprometerse".

No obstante, el equipo que ayer estuvo en esta ciudad no llegó para hablar de sustancias o consecuencias, sino para hablar sobre prevención, enfatizaron.

"Uno de los problemas que apareció con mayor importancia es la desestructuración de la familia, por ejemplo, y si no hablamos de eso la adicción va a seguir subiendo porque es una consecuencia, porque dejás un espacio afectivo que la sustancia lo cubre. ", opinó la licenciada.

"Hay que afianzar los valores, la familia, el autoestima, la ocupación del tiempo libre, la capacidad de armar proyectos acordes a nuestras propias posibilidades", señaló Curi.

Las referentes del Sedronar concluyeron que "más que el aumento de las adicciones lo que preocupa es la falta de proyectos de futuro de los jóvenes porque eso aumenta todas las adicciones que se puedan ocurrir. En este momento por ejemplo, están los ciber-café, donde los padres dejan por horas a sus hijos, desde los 6 años, frente a una computadora".


Comentarios


«Más que las adicciones, preocupa la falta de futuro de los jóvenes»