Más violencia traba gestión en Medio Oriente

Un soldado israelí y un civil palestino murieron en ataques.



#

La precaria calma tras el retiro israelí se vio interrumpida por los disparos. El enviado de Obama llegó a Egipto.

GAZA (AFP) – Un soldado israelí y un civil palestino murieron ayer en el primer brote de violencia en la Franja de Gaza desde el fin de la ofensiva israelí, hace diez días, nublando el comienzo de la primera gira por Oriente Medio del nuevo enviado especial estadounidense, George Mitchell.

Un suboficial israelí murió y tres soldados resultaron heridos “cuando explotó un artefacto al paso de una patrulla por el lado israelí de la valla de seguridad con la Franja de Gaza”, al norte de la localidad de Kisufim”, declaró un portavoz militar.

Testigos palestinos en Jan Yunés (sur) informaron que después de la explosión se produjo un tiroteo entre soldados israelíes y combatientes palestinos.

A continuación tanques y helicópteros israelíes abrieron fuego en dirección del territorio palestino antes de realizar una operación de rastreo. Y un palestino de 24 años, Anwar Al-Dreim, murió a causa de los disparos israelíes, informaron fuentes médicas.

En un comunicado, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, afirmó que su país “responderá” a este “serio ataque” . Horas después de la muerte del soldado israelí, un activista del movimiento islamista palestino Hamas, que iba en moto, y otros dos palestinos, entre ellos un niño, resultaron heridos en un ataque aéreo israelí en Jan Yunés, según testigos y fuentes médicas.

Asimismo, tropas israelíes entraron en territorio palestino, al este de Jan Yunés, donde dispararon contra una granja de la zona. Poco después, el ejército del Estado hebreo efectuó una incursión en Deir el-Balah, más al norte, de acuerdo con las mismas fuentes .

Estos incidentes fueron el primer brote de violencia en la Franja de Gaza desde que Israel declaró el alto el fuego unilateral el 18 de enero, poniendo fin a 22 días de ofensiva en los que murieron más de 1.330 palestinos y otros más de 5.000 resultaron heridos. La ofensiva israelí tuvo como objetivo acabar con los disparos de cohetes palestinos contra el sur de su territorio.

Las violencias coincidieron con la llegada a la región del nuevo emisario estadounidense para Oriente Medio, George Mitchell. Éste llegó ayer a El Cairo, la primera etapa de su primera gira por la región, enviado por Barack Obama. Tras Egipto, país mediador clave en las negociaciones entre Israel y Hamas para una tregua en Gaza y en el proceso de reconciliación entre las diferentes facciones palestinas, Mitchell visitará Israel, Cisjordania, Jordania y Arabia Saudita. Obama encargó a su enviado que “se comprometa de forma firme y constante para lograr auténticos progresos” hacia la paz y, “de forma más inmediata, de ideas para consolidar el alto el fuego”.


Comentarios


Más violencia traba gestión en Medio Oriente