Masivo reclamo por derechos humanos en Chile

Unas 60.000 personas se movilizaron reclamando “verdad y justicia” por los crímenes de la última dictadura, en el inicio de las actividades conmemorativas de los 40 años del golpe.



#

Los manifestantes portaban 2.000 rostros de los 3.200 desaparecidos en el régimen de Pinochet.

SANTIAGO, Chile (AFP).- Miles de chilenos marcharon ayer en Santiago exigiendo “verdad y justicia” para las víctimas de la dictadura del fallecido Augusto Pinochet, a 40 años del golpe militar del 11 de septiembre de 1973. La manifestación, que convoca cada año la Asamblea Nacional de los Derechos Humanos, comenzó en la emblemática avenida Alameda de la capital chilena. Los familiares de las víctimas de la represión portaban unas dos mil fotografías de detenidos y desaparecidos. Con pancartas con leyendas como “a 40 años del golpe, nada ni nadie está olvidado” y banderas y gritos en contra de Pinochet los manifestantes marcharon al ritmo de tambores en una verdadera fiesta por casi dos horas hasta el cementerio general de Santiago. En ese lugar, se erige el Memorial del Detenido Desaparecido y Ejecutado Político, que recuerda a las víctimas de la dictadura y a donde llegaron sus familiares y amigos para recordarlos. “Después de 40 años, esta marcha demuestra que nosotros no vamos a descansar para saber qué pasó con nuestros detenidos y desaparecidos, exigimos verdad y justicia”, dijo Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Durante la protesta también hubo gritos de reconocimiento al expresidente Salvador Allende, derrocado por el golpe y quien se suicidó durante la asonada militar. En la marcha participaron unas 60.000 personas según los organizadores, mientras que la Policía la cifró en 30.000 asistentes. La manifestación concluyó con incidentes en los que cerca de un centenar de manifestantes encapuchados destrozaron mobiliario público, encendieron barricadas y se enfrentaron con piedras y palos a la Policía que los dispersó con carros lanza agua y gases lacrimógenos. La dictadura de Pinochet (1973-1990) dejó más de 3.200 muertos y desaparecidos, además de 38.000 torturados, según datos oficiales.


Comentarios


Masivo reclamo por derechos humanos en Chile