Máximo y Florencia Kirchner declaran por la causa Hotesur

Fiscales dictaminaron que mientras Báez recibía contratos para obra pública, garantizaba a los ex presidentes y sus hijos ingresos por alquileres.



El diputado Máximo Kirchner, hijo de la ex presidenta Cristina Fernández, declará hoy en indagatoria ante el juez federal Julian Ercolini en el marco de la causa Hotesur, mientras su hermana Florencia deberá hacerlo el miércoles.

Ambos están bajo sospecha por las maniobras por las que ya fue indagada el jueves pasado la ex presidenta Fernández.

En mayo, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques dictaminaron que mientras el empresario Lázaro Báez -detenido hace casi un año- recibía negocios de la obra pública vial en Santa Cruz por 46.000 millones de pesos, garantizaba a los ex presidentes Cristina y Nestor Kircher y a sus hijos ingresos millonarios a partir del alquiler de sus hoteles y les permitía “aumentar notablemente su patrimonio”.

El 25 de agosto, Ercolini firmó las convocatorias de más de una veintena de personas imputadas en la causa, al sostener que “habrían intervenido en las diferentes etapas de las maniobras que fueron diseñadas y pergeñadas, principalmente, por Néstor Carlos Kirchner, Cristina Fernández y Lázaro Antonio Báez para lograr otorgarle apariencia lícita al dinero que había sido irregularmente asignado a empresas de propiedad de este último”.

“Entiendo que existen elementos de convicción suficientes como para avanzar con la sujeción al proceso y que se encuentra corroborado el estado de sospecha requerido (...) para convocar a prestar declaración indagatoria” a los acusados, dijo.

El magistrado resaltó que en la fiscalía sostuvo en su requerimiento que “los ex mandatarios Kirchner y Fernández habían elaborado junto con aquel empresario (por Báez) un sistema destinado a disimular el carácter ilícito, en principio, de parte de las ganancias que se habrían obtenido mediante la asignación irregular de la mayor porción de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz con el fin de transferirlas a su patrimonio y el de su núcleo familiar”.

La denominada causa Hotesur es un desprendimiento de otro expediente judicial por supuesto direccionamiento de la obra pública, en el cual Ercolini ya procesó por presunta asociación ilícita a la ex presidenta y a Báez, director de la compañía Austral Construcciones SA, entre otros.

La sociedad Hotesur es propietaria del hotel Alto Calafate y fue denunciada, en 2014, por la diputada del GEN, Margarita Stolbizer.

“Puede que hayan hecho negocio”

El abogado León Arslanian, defensor de la procuradora Alejandra Gils Carbó, advirtió que en la causa contra la funcionaria judicial por la compra de un edificio para el organismo muchos de los imputados “puede que hayan hecho negocio con ello” pero no ella porque, afirmó, “no se ha beneficiado ni en un centavo”.

Tras recordar que Gils Carbó había “recibido presiones de todo tipo que ha sabido enfrentar” para que dejara el cargo, explicó que su renuncia fue “una decisión normal” y la definió como “razonable” por “una cuestión de tiempo”.

“Ella no tiene ningún tipo de reparos, ni de circunstancias que dé motivos diferentes a su natural decisión para salir de su cargo”.

Dato

Datos

$46.000
los millones que recibìan las empresas de Báez en Santa Cruz para hacer obra pùblica durante la gestión de Néstor K.

Comentarios


Máximo y Florencia Kirchner declaran por la causa Hotesur