Megafusión crea un nuevo gigante del transporte aéreo

#

WASHINGTON (AFP).- American Airlines y US Airways anunciaron ayer su fusión, que dará origen a la mayor aerolínea en Estados Unidos, y a una de las mayores empresas del ramo a nivel mundial, además de cerrar una consolidación de este sector en mercado estadounidense. El nuevo conglomerado tendrá un valor contable de 11.000 millones de dólares, con 100.000 empleados, 336 destinos y nueve centros de distribución principales (hubs). Se estima que la operación va a generar más de 1.000 millones de dólares de economías en sinergias a 2015, lo que incluye despidos. Sin embargo, el presidente de AMR, Tom Horton, y su par de US Airways, Doug Parker, que será el gerente de la nueva empresa, declararon a la AFP que tras la fusión entre ambas firmas se generaría poca duplicación de tareas, razón por la cual los recortes serán pocos. US Airways había anunciado su intención de comprar AMR, que se acogió a la Ley estadounidense de Quiebras, que la habilitó al concordato, a finales de 2011. American Airlines se había resistido a la operación de fusión, afirmando que iba a continuar en solitario. Entonces, US Airways comenzó a proponer condiciones ventajosas para los empleados de AMR, en especial para los pilotos, cuyas remuneraciones estaban en el centro de las negociaciones del concurso de acreedores y en la mira de los directivos, según su plan de finanzas. Así una serie de preacuerdos salariales entre US Airways y los sindicatos de American Airlines generó presión en la empresa y la obligó a considerar la posibilidad de una fusión, que se volvió difícil de evitar.


Comentarios


Megafusión crea un nuevo gigante del transporte aéreo