Mejillón, isla secreta

Ubicada frente a las playas de El Sótano, sólo se puede acceder a sus misterios cuando se deja conocer, al bajar la marea.





Las Grutas

Las islas siempre estimulan la imaginación. Al oír esa palabra nos llegan imágenes asociadas a tesoros y misterios. Por eso la posibilidad de visitar un islote ubicado a pocas millas náuticas de Las Grutas, que se deja ver sólo cuando el mar desciende, es un programa que pocos despreciarán.

Para llegar no hace falta apelar a complicados mapas. Sólo hay que confiar en la pericia del capitán y del guía del semirrígido que nos llevará al lugar, que queda frente a las playas del Sótano, que están a 10 km al sur del balneario Piedras Coloradas.

El abordaje se realiza desde la tercera bajada. Calzados con zapatillas y ropa cómoda los que integran el grupo, que no superan las 12 personas, se disponen a disfrutar del viaje, que es bastante corto (son 5 millas náuticas) pero no por eso menos placentero.

Cuando la navegación arranca comienza la aventura. Atrás quedan las edificaciones que bordean las costas de la ciudad y adelante, enmarcada por el celeste profundo del mar y el cielo, comienza a dibujarse la isla Mejillón. Se trata de una enorme porción de “restinga”, esa superficie rocosa que conforma el lecho marino, que permanece cubierta cuando se registra la pleamar y se deja ver en el lapso en el que el agua desciende. En ambos momentos, la habitan una increíble variedad de especies.

En bajamar, se pueden ver estrellas de mar, erizos, pulpitos y diminutos peces. Cuándo el mar sube, sargos, meros y otros peces de gran porte comienzan a nadar entre sus accidentes, lo que convierte en imperdible la práctica de esnorkeling.

Para disfrutar de esas postales al descender de la nave se inicia una recorrida de interpretación. Caminando lentamente entre las piedras y lagunas que se forman, se descubre la vida que palpita a cada paso. Antes de partir, además, los que quieran pueden disfrutar de un chapuzón y calzarse el snorkel, para ver de cerca la biodiversidad que se agita bajo las aguas, que para ese momento comenzarán a ascender.

La vuelta se realiza tras casi dos horas y media a pura aventura, que nos cargarán de imágenes para atesorar.

(Agencia San Antonio Oeste)

Datos útiles

• La excursión se realiza cuando el mar está descendiendo, por eso varían los horarios en los que se ofrece, ya que depende del sistema de mareas, que cambia diariamente.

• Debido a que el recorrido por la isla se efectúa entre rocas y se atraviesan pequeñas lagunas es aconsejable llevar zapatillas y un calzado alternativo, para poder cambiarse al llegar a tierra.

• La actividad es apta para todas las edades. Los chicos la disfrutan especialmente, porque pueden explorar y tomar contacto con la naturaleza.

• La experiencia, que realiza la firma Cota Cero, se comercializa a través de Las Grutas Avistajes, ubicada a metros de la tercera bajada de Las Grutas, en la calle Intendente Breciano esquina Cona Niyeu. El teléfono fijo es (02934) 498-271 y el celular de contacto (02920) 15 523957 (Claudio Barbieri). E-mail: info@grutasavistajes.com.ar

• El precio del paseo, que demanda alrededor de dos horas y media, es de $ 520 para mayores y $ 250 en el caso de los menores (entre 4 y 11 años).

Vanesa Miyar

vanesamiyar@rionegro.com.ar

Vanesa Miyar


Comentarios


Seguí Leyendo

Mejillón, isla secreta