Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Miles celebraron en Roca junto al padre Betancourt

Una concurrencia de 6 mil personas era la estimación de los organizadores para la primera misa, luego de que ya 4 mil asistieran al momento de prédica y oración previo. Fue al aire libre en el predio del santuario María Auxiliadora, en Stefenelli. Sigue hoy domingo desde las 9. No se suspende por lluvia. <b>Mirá la FOTOGALERÍA. </b>



#

Foto: Luis Pierroni.-

RELIGIÓN

Pese al cielo amenazante y gris y las lluvias intensas de las últimas horas, la tarde de ayer (04/10) se mostró despejada y la fe y la euforia de miles y miles de valletanos inundaron el predio del santuario María Auxiliadora, en Roca, donde el carismático padre Darío Betancourt encabezó una conmovedora jornada de evangelización.

El movimiento en todo el sector fue incesante durante la tarde de ayer y los organizadores estimaron que entre 5 y 6 mil fieles participaron del evento en Stefenelli. La jornada de prédica y oración continuará hoy desde las 9 y se prolongará durante todo el día. Desde temprano, miles de personas de toda la región e inclusive de otros puntos del país fueron arribando al predio para la actividad organizada por el Movimiento de Renovación Carismática Católica, Diócesis Alto Valle de Río Negro.

El cura colombiano llegó por la mañana a la ciudad, fue recibido por el obispo Marcelo Cuenca y por el intendente de la ciudad, Martín Soria, y se mostró emocionado por pisar suelo valletano. Habló de la fuerza de la fe y la sanación. “El que sana es Dios. No hay una eucaristía que no sea de sanación”, explicó, rechazando el uso de la expresión “cura sanador”.

“La sanación es doble: espiritual de miedos, odios y remordimientos; la física es el cuerpo. Primero necesitamos curar la interior porque esas enfermedades causan cantidad de enfermedades físicas. Muchas cosas están en el cuerpo pero primero en la cabeza”, dijo.

En el predio, una explosión de aplausos y gritos acompañó al sacerdote en su entrada al santuario que declaró “todos estamos necesitados de curación”. Cientos de personas mayores, enfermas o con movilidad reducida se ubicaron frente al altar y el resto de los asistentes se ubicó en el resto del predio con sus sillas, termos y mates.

Miles de familias se congregaron para escuchar al sacerdote nacido en Colombia y residente en Nueva York. Dentro de sus convicciones sobre la sanación explicó que no se trata de un don específico de los sacerdotes.

Un operativo importante se montó en conjunto con el municipio, Bomberos e instituciones para cobijar a la multitud.

La última visita del sacerdote fue en 1995 en Zapala. En el campo de juego del tradicional Club Unión de Zapala y confirmando el poder de convocatoria que en otros lugares del país venía recogiendo, el padre Darío Betancourt recibió a más de 12.000 creyentes el sábado 25 de marzo de 1995 y repitió al otro día. El sábado, dice la crónica de este diario, el religioso comenzó su tarea evangelizadora desde las 9 y la extendió hasta las últimas horas, meditando, ofreciendo misa y bendiciendo a enfermos. La plaza hotelera se había colmado.

rionegro.com.ar con información Agencia Roca

Fotos: José Luis Pierroni - Carlos Mir | Recorré el álbum completo acá.-

Roca | Visita del padre Darío Betancourt



Roca | Visita del Padre Darío Betancourt



Roca | Visita del Padre Darío Betancourt



Roca | Visita del padre Darío Betancourt



Roca | Visita del Padre Darío Betancourt



Roca | Visita del Padre Darío Betancourt



Roca | Visita del Padre Darío Betancourt




Comentarios


Miles celebraron en Roca junto al padre Betancourt