Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Militante social denunció apremios policiales

Lo detuvieron ayer a la mañana en Centenario. Había salido en defensa de un joven al que golpeaban.



#

César Gutiérrez es conocido en la ciudad por su labor social y cercana a la Iglesia. Hubo una movilización frente a la comisaría.

CENTENARIO (ACE).- Un militante social de esta localidad denunció apremios ilegales tras ser apresado cuando salió en defensa de un menor que recibía una paliza de la policía en la puerta de su casa.

"No me interesa si es el chorro más grande o el santo más grande, sé que lo maltrataron mucho frente de mi casa, frente a mi esposa y a mis hijos; y hubiera sido un cobarde terrible si no hubiera hecho algo en ese momento", dijo ayer César Gutiérrez al salir de la comisaría Quinta, donde permaneció demorado desde la madrugada.

Para cuando fue liberado, medio centenar de vecinos e integrantes de organizaciones de la comunidad y de Neuquén capital se habían autoconvocado fuera de la unidad. Hasta los sacerdotes Rubén Capitanio y el párroco Graciano Cavalli hicieron una pausa en la intensa actividad pascual para aguardar la salida del militante católico.

"Nunca estuve preso, salvo en los 60", recordó César en referencia a las huelgas obreras durante la construcción de la presa Piedra del Águila. "Si los pibes tuvieran el odio que ellos (por la policía) demostraron tener, sería una matanza de unos contra otros, y eso es lo que tenemos que parar", dijo Gutiérrez, quien aseguró que "lo menos que me dieron fueron patadas".

Desde hace más de un año a César se lo ve habitualmente encaramado a las paredes de la antigua parroquia del pueblo, dedicado a remodelarla.

En la unidad policial no hubo declaraciones oficiales sobre los hechos que derivaron en la detención de Gutiérrez y de al menos unos tres jóvenes -uno de ellos menor- que antes de la detención de Gutiérrez habrían participado de una batahola a la salida de un local bailable de esta localidad.

Según lo que se pudo conocer, el menor fue devuelto a la casa con su madre luego de ir a la fiscalía de Delitos Juveniles; mientras que los otros dos fueron dejados en libertad pasadas las 14.

La esposa de César, Cristina, explicó que fueron varios los vecinos que salieron a la madrugada cuando detuvieron a uno de los que escapaban de la policía por esa cuadra. Detalló que una vez esposado, lo levantaron del piso "y uno de los policías dijo: este es el que nos rompió el móvil, y entonces le pegaron una piña fuerte y a maltratarlo mientras otras vecinas le pedían que pararan", dijo.

En ese momento salió su marido "y les dijo que él lo iba a acompañar sabiendo que si no, le iban a pegar una paliza adentro; fue entonces que salieron andando con él colgando de la puerta del móvil casi una cuadra", describió. La familia no logró que se le informara en calidad de qué estaba detenido.

Tras ser liberado, Gutiérrez prometió que "a pesar de los palos" iba a seguir indagando por el joven, a quien no conoce.

Por su parte el comisario Marcelo Pérez aseguró que Gutiérrez no denunció los apremios en la sede policial, pero garantizó que se investigará porque "en la policía no permitimos este tipo de situaciones".


Comentarios


Militante social denunció apremios policiales