“Mucho ruido y pocas nueces”





Leo sin sorprenderme sobre la nueva estafa de autos de un concesionario. Es lamentable que a esta querida provincia la infecten con personajes que el mejor lugar que pueden ocupar es un pabellón carcelario, pero bueno, no tiene la culpa el chancho… si las autoridades quieren solucionar este grave problema que afecta a la sociedad tienen herramientas para hacerlo. Se inventan tantas dependencias, que podríamos implementar un sistema con una oficina anticorrupción dedicada únicamente a la compraventa de vehículos donde sea obligatorio realizar todas las transacciones comerciales con personal idóneo que instruya a la gente sin temor de cometer errores que después se pagan demasiado caros, ya que la Justicia, según manifiestan, no puede proceder ante estos personajes siniestros que hemos dejado infiltrar en nuestra sociedad neuquina, cosa que también se podría haber evitado porque el gobierno tiene herramientas de sobra para no permitir el ingreso o desarrollo de actividades delictivas que afectan sin duda a nuestra sociedad. Existen artículos dentro de nuestra Constitución provincial donde podemos protegernos, pero evidentemente alguien debe tener intereses creados en todo este tipo de negociados para no proceder en consecuencia. El negocio de los autos como autopartes siempre se prestó a la corrupción, y si a eso le sumamos que está protegido por personajes –y saben perfectamente a quién me refiero– vamos a continuar leyendo estas noticias en las que, como ustedes verán, no sale ni siquiera el nombre cuando en realidad tendrían que salir hasta por televisión con nombre, apellido y domicilio. Así somos y así estamos. Sumémonos todos y logremos que esa oficina se haga realidad, puedo asegurarles que se terminará en gran parte la torta grande que disfrutan justamente los que no la merecen. Eduardo Erdozain, DNI 11.472.828 Neuquén

Eduardo Erdozain, DNI 11.472.828 Neuquén


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
“Mucho ruido y pocas nueces”