Muchos de los que se acercaron a la jornada abierta de vacunación en Bariloche no se habían inscripto

La gente aprovechó la convocatoria sin turno prevista durante ocho horas de este domingo.

La jornada abierta de vacunación, sin turno, prevista para este domingo atrajo a gran cantidad de personas desde muy temprano en el gimnasio municipal 1. La mayoría no se había inscripto previamente, admitió tener algunas dudas respecto a la vacuna pero el hecho de que vacunaran "a demanda" un domingo "ayudó en la decisión".

La jornada arrancó a las 8 y hasta el mediodía, se habían vacunado 477 personas. El movimiento de gente fue constante. En esta oportunidad, enfermeros y agentes sanitarios aplicaron dosis de la vacuna Sputnik.

Valeria Carriqueo, de 34 años, se había inscripto una semana antes pero todavía no la habían llamado. Por eso, decidió aprovechar esta jornada abierta de vacunación. "Vivo con el celular sin batería así que esta convocatoria me vino perfecto. Mis hermanos con menos años ya se habían vacunado; así que sólo faltaba yo", dijo luego de ser vacunada, mientras aguardaba los 10 minutos sugeridos, sentada en uno de los bancos del gimnasio.

Graciela Fernández, de 48 años, dijo haberse anotado pero todavía no la habían llamado. "Tenía terror de dármela -admitió- pero bueno, ya estamos en el bolillero, como dicen. Como tengo problemas renales, acá estoy. Que sea lo que Dios quiera. Mi hijo de 23 años no quiere saber nada", confió.

Como no se había registrado en la página web, Luis Mella, de 35 años, aprovechó para concurrir al gimnasio este domingo. Destacó que pese a la cantidad de gente, el procedimiento fue rápido. "Nunca dudé en aplicármela y hoy, estoy un poco más tranquilo. Por mi y por la posibilidad de contagiar a los demás", subrayó.

"No me interesaba mucho aplicarme la vacuna pero ya que estaban vacunando, vine", admitió Jorge Mansilla, de 53 años, mientras aguardaba en la fila de unos de los boxes. "No tengo miedo de contagiarme pero decidí venir por si necesito la vacuna para viajar", reconoció el hombre.

Sentada en una silla más adelante de Jorge, Verónica Alvarado, de 52 años, tampoco se había anotado para vacunarse. "Tenía muchas dudas. Pero bueno, como ahora es algo obligatorio para viajar si uno tiene familiares afuera, es como tener un documento. Da algo más de seguridad. Dicen que uno está más protegido. Además, como es domingo, uno no tiene nada que hacer", mencionó.

La agente sanitaria Evangelina González contó que, debido a la afluencia de gente durante toda la jornada, "no se paró de trabajar en ningún momento". "Hablábamos con algunos compañeros de que muchos de los que se acercaron hoy no estaban inscriptos. Muchos llegan con dudas y consultas y, te preguntan qué cobertura tiene la vacuna. La mayoría estaba contento de que le aplicaran la Suptnik", dijo.

Hasta la jornada de este domingo, Bariloche lleva aplicadas 81.200 dosis de vacunas contra el Covid-19, lo que significa que más de la mitad de la población ya está vacunada.


Comentarios


Muchos de los que se acercaron a la jornada abierta de vacunación en Bariloche no se habían inscripto