Mundo VUCA: desafíos del turismo ante el covid-19





María Alejandra Gazzera *

La repentina crisis del covid-19 nos ha sumergido de lleno en el contexto VICA o VUCA, obligándonos a resolver velozmente los problemas, a aprender y desaprender, a cumplir los desafíos y a tomar decisiones a la velocidad del rayo para conseguir resultados.


El término VUCA en inglés nació de los acrónimos volatility (v), uncertatinty (u), complexity (c) y ambiguity (a), fue introducido por el US Army War College para describir el entorno creado tras la Guerra Fría, en el que un escenario confortable y bastante controlado se tornó inestable a partir de la caída del bloque comunista.


Afecta a todo tipo de sectores profesionales, servicios, industria, tecnología o banca. El mundo empresarial pronto se apropió de estas siglas, para definir los nuevos entornos de trabajo de las organizaciones no militares. No les faltaba razón, la sola gestión del cambio no bastaba. Había que redefinir el “cambio” y para ello lo mejor era escudriñar el nuevo entorno volátil (un paso adelante respecto al entorno cambiante), pero con varios adjetivos más: incierto, complejo y ambiguo, en el que ningún tipo de predicción o planificación es del todo segura. De estar atrapados por los problemas de masificación del turismo en los destinos, hemos pasado a la incertidumbre de cuándo y cómo podremos poner en marcha la maquinaria de uno de los sectores más competitivos del mundo, esto es el turismo.


Toca empezar de nuevo, literalmente desde cero. Nunca habíamos vivido (ni siquiera imaginado) nada parecido con esta magnitud, y por ello no es descabellado pensar que en el sector de los viajes y el turismo habrá un antes y un después.


Por ello, pese a la enorme presión por la supervivencia a muy corto plazo que están enfrentando las empresas del sector turístico y sus profesionales en un entorno extremadamente hostil, es también imprescindible preparar el día después y evitar salir de la hibernación de forma improvisada.


Las medidas restrictivas de movimiento de población adoptada por casi todos los gobiernos, y que tienen consecuencia en la restricción del turismo y la recreación, o el “quédate en casa”, han dado lugar a que las empresas del sector turístico (hoteles, restaurantes, aviación, agencias de viajes y otros sectores relacionados) hayan sufrido y vayan a sufrir pérdidas aún más cuantiosas debido al número de turistas y miedo al contagio.


La pregunta es ¿qué debemos hacer para que no nos paralice el miedo? ¿Cómo debemos enfrentarnos a un entorno VUCA? La respuesta es compleja: la única vacuna contra el miedo es el conocimiento.
Existe un gran riesgo de más pandemias y otros peligros ecológicos que no se pueden contener y se expandirán debido a factores como al hiperurbanización y calentamiento global (Hudecheck, et al., 2020).


Una primera consecuencia a aprender es haber creído que en materia turística bastaba con vender sol, playa, paisajes, monumentos históricos, fiestas, y ahora nos encontramos con que también hay que vender confianza, ligada a la seguridad y la salud, con la particularidad de que ha de ser doble: confianza en los mercados de origen y en los mercados de destino.


Quienes aún piensen que con algunos cambios operativos y transitorios el turismo volverá a ser como antes se equivoca.
Las empresas que aprendan a dominar este tipo de entornos son las que conseguirán perdurar en el mercado y desarrollar una resistencia sólida a la hora de afrontar nuevos entornos VUCA en un futuro.


*Docente e investigadora de Centro de Estudios Ceciet, Facultad de Turismo, Universidad Nacional del Comahue


Comentarios


Mundo VUCA: desafíos del turismo ante el covid-19