Inflación: abastecimiento complicado en comercios de Bariloche por la incertidumbre

En los supermercados, despensas y corralones admiten una suba imparable de los precios y dificultades para asegurarse la provisión de mercadería.





Los cambios en el Ministerio de Economía de la Nación, la evolución del tipo de cambio en los últimos días y otros indicadores sin referencia cierta generaron impacto inmediato en el comercio de Bariloche.

Supermercados, despensas y corralones son algunos de los rubros cuyos propietarios admiten el alza imparable de los precios y las dificultades para asegurarse la provisión de mercadería. Advirtieron sin embargo que muchos de los problemas “no empezaron ahora”, sino que llevan meses de arrastre. En especial con productos que tienen insumos importados.

El titular de los supermercados Todo, Roberto Gilio, dijo que para ellos la situación es muy variable según “el tipo de empresa” proveedora. “Las multinacionales en general cumplen con los pedidos y tratan de transmitir tranquilidad, pero entre las chicas hay varias que han suspendido las ventas”, afirmó.

Sostuvo que el nuevo escenario instalado a partir del lunes, con la designación de Silvina Batakis al frente de Economía, los obliga a manejarse con cautela. “Hay que esperar que decante un poquito”, dijo Gilio.

Explicó que el principal problema, que se acentuó en estos días pero es previo a la renuncia de Martín Guzmán, tiene que ver con el acceso al dólar por parte de los importadores. Señaló que “ahora la pauta para todos es la cotización del dólar bolsa, porque se cortó el acceso al dólar oficial”, lo cual encarece los precios de modo automático.

Dijo que en su empresa gestionan en estos días la compra de un autoelevador, “que generalmente costaba entre 20 y 22.000 dólares, pero hoy el precio es de 4.800.000 pesos, es decir unos 40 mil dólares al cambio oficial”. Según Gilio la realidad con la que se encuentran, y que padece el consumidor, es que “los precios finales no siguen el ritmo del dólar oficial”, anclado en 130 pesos pero accesible para pocos.

Gilio dijo que en general buscan respetar los precios finales, porque “hay todavía una confianza en que todo se normalice” y observó que ayer “hubo señales de cierta distensión”. Aseguró que no hay desabastecimiento, salvo en productos puntuales como harinas y aceites, pero “es algo que tiene que ver con los fideicomisos” impuestos por el gobierno nacional, y es anterior al recambio en el ministerio de Economía.

En relación con el mercado general de alimentos, Gilio insistió en que el mayor problema lo tienen las empresas chicas y regionales. En ese segmento “el abastecimiento se traba -dijo-, pero puede ser momentáneo. Es una cuestión de cadenas de producción. Ante el riesgo de perder capital de trabajo algunos prefieren no vender”.

El dueño del autoservicio “de cercanía” La Bombonera, Omar Alegría, dijo que “hay faltantes puntuales en algunos alimentos” y reconoció que hubo “un aumento de precios general de entre el 3 y 5%, que llega al 8% en carnes” y que comenzó antes del último fin de semana.

Señaló que en aceites y harinas “las marcas líderes desaparecieron” y que en lácteos hasta ahora no tuvo problemas de provisión. Explicó que en comercios como el suyo trabajan con distribuidoras mayoristas (no con productores directos) y que “algunos faltantes se sienten”, por ejemplo en galletitas. La ausencia de precios indicativos también entorpecen la actividad comercial.

Materiales de construcción

Los corralones atraviesan una situación parecida, según lo referido por Leonardo Arroyo, propietario de la firma local Felemax. Admitió que “no hay precios de referencia de costos, por lo tanto no hay precio de ventas” y la conducta generalizada en estos días fue “aumentar un 10 ó 15% toda la mercadería” por el riesgo de no poder reponer.

“Es algo que ya pasó otras veces, incluso con porcentajes mayores -admitió-. Uno no sabe cómo manejarse. La verdad que es insoportable para el comerciante, genera agotamiento. Y para peor se enojan los clientes”.

Dijo que hay faltantes puntuales en materiales de hierro, porque “Acindar hace tiempo que no entrega: clavos de 2,5 pulgadas no hay hace dos meses, alambre galvanizado para tensar no se consigue hace cuatro meses”.

El acceso al resto de los materiales como cemento o ladrillos en general no se interrumpió, aunque a veces pactan una compra pero no la pueden trasladar por falta de flete. En Bariloche las trabas se acentuaron en estos días por las fuertes nevadas.

Arroyo puso como ejemplo del panorama reinante lo que le pasó con las cadenas de nieve para vehículos. “Me comuniqué con el principal importador del país para pedirle 100 cadenas más, porque se están vendiendo un montón. Pero me advirtió que las aumente un 35% porque no saben si van a poder traer más, y menos aun a qué dolar”, refirió el comerciante.

Dijo que las cadenas compradas en el exterior tienen reemplazos nacionales pero cuestan mucho más caras “y nadie las quiere”.

La actitud de los clientes

Omar Alegre dijo que en La Bombonera los compradores no muestran una conducta preventiva de acaparamiento porque, si bien les preocupa el futuro de la economía, “se nota que falta dinero”. Señaló que suelen comprar varios artículos de un mismo producto solo si notan una buena oferta, como ocurrió en su caso con las gaseosas y la yerba.

Gilio también dijo que “a diferencia de otras veces” no ha visto compras grandes “por las dudas”, con finalidad de “stockeo” familiar. “Tampoco lo aconsejaría, no ayuda para nada”, aseguró.

En el caso de los corralones, Arroyo dijo que en ese rubro se ve desde hace tiempo que la oferta restringida en varios materiales complica las obras y en ese contexto, “el que tiene poder económico se compra todo”.

Señaló que hubo con anterioridad otros procesos inflacionarios y la gente apela a esa memoria, pero “esta vez es distinto, porque también hay inflación en dólares, y es un problema mundial”.

Si pudiera reclamar medidas en forma directa al gobierno nacional, Arroyo “les diría que haya políticas pro comercio, no anti comercio como ahora, que te corren el arco 40 veces y pareciera que están buscando que te canses”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inflación: abastecimiento complicado en comercios de Bariloche por la incertidumbre