Murió por hantavirus un criancero de Loncopué

Hay seis personas aisladas que tuvieron contacto con el hombre fallecido.

El joven criancero de Loncopué murió por complicaciones de un cuadro respiratorio severo causado por el hantavirus. (Foto: archivo)

El joven criancero de Loncopué murió por complicaciones de un cuadro respiratorio severo causado por el hantavirus. (Foto: archivo)

Un criancero que estaba realizando la veranada en la Cordillera Baya del norte neuquino, en el límite con Chile, murió este martes por complicaciones en un cuadro respiratorio severo causado por el hantavirus. Su familia y las personas que tuvieron contacto con él están aisladas en el hospital de Loncopué esperando los resultados de laboratorio.

Un joven criancero de Loncopué estaba haciendo la veranada en un sitio de la cordillera al que se accede mediante un viaje de dos horas a caballo, cuando le ofrecieron un trabajo de construcción de una vivienda de veranada en un lugar que quedaba a cuatro horas a caballo más adentro en la cordillera. Allí estuvo dos días y tuvo que volverse por fuerte dolor abdominal.

El lunes, tras una semana de síntomas, consultó en el hospital de Loncopué donde rápidamente se sospechó de hantavirus y se actuó en consecuencia. Por la complejidad del cuadro respiratorio severo que presentaba fue derivado a Zapala y luego a Neuquén, donde murió.

Así lo confirmó Alejandra Bártoli, coordinadora de epidemiologia de la Zona Sanitaria II. El hombre de 24 años convivía con su familia que se encuentra en aislamiento preventivo en el hospital de Loncopué, al igual que el hombre que le había ofrecido el trabajo. Son seis las personas aisladas y aunque dos presentaron síntomas los primeros días, se encuentran todas en buen estado de salud.

Bártoli explicó, en declaraciones televisivas, que se trata de "un muchacho joven que según referencia de un familiar que lo acompañó hasta el hospital era un señor que estaba en la veranada desde diciembre que no tenía prácticamente contacto con nadie de la zona urbana de Loncopué".

"Le ofrecieron realizar un trabajo en una zona más alejada de su puesto que es más o menos dos horas a caballo y el lugar son cuatro horas más a caballo, más profundo en el interior de la cordillera. Llegaron allá, durmieron a la intemperie en un ámbito que es propio, probablemente, de los ratones estos específicos que favorecen el contagio del hantavirus, permanecieron allá uno o dos días y después se volvieron a su lugar porque se sentía muy mal, empieza con dolor abdominal y hace una evolución de los síntomas de mas o menos una semana, en su domicilio sin consultar y consultan recién el 1 de marzo", contó la médica que es parte del equipo de epidemiología de la zona sanitaria II.

Además detalló que "la evolución de la enfermedad inició en tres personas de la familia incluyéndolo al criancero fallecido, dos parece que controlaron la infección y este señor empeoró, porque hace una forma la enfermedad de un compromiso respiratorio muy grave que evoluciona tórpidamente en pocas horas y aparentemente hizo este cuadro respiratorio".

La familia del criancero permanece aislada a la espera del resultado de las muestras tomadas ayer y de allí se definirá si pueden continuar el aislamiento de 45 días en su domicilio y si se debe o no ampliar el ratreo de contactos estrechos.

Además, Bártoli indicó que un equipo de profesionales de la zona sanitaria II y de epidemiología de Neuquén intentarán llegar al lugar donde se habría contagiado el criancero para realizar la investigación epidemiológica. Pero aclaró que "es una logística bastante compleja porque debieron conseguir caballos para poder acceder, suponemos que le va a llevar entre uno y dos días tratar de hacer la investigación en terreno, tienen que ir con personas que conozcan el camino porque no son caminos accesibles a la comunidad".


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Murió por hantavirus un criancero de Loncopué