"Música para Respirar 24/7": como funcionan los conciertos delivery en tiempos de cuarentena

Mauricio Aramayo, violinista de la Orquesta Sinfónica de Neuquén, es parte de este proyecto internacional que ofrece música en vivo y al instante a quien lo solicite. En esta nota, cuenta su experiencia.

Mauricio Aramayo se unió al proyecto hace un mes y ya dio más de 50 conciertos.

Mauricio Aramayo se unió al proyecto hace un mes y ya dio más de 50 conciertos.

Este domingo por la tarde, o quizás a la medianoche, Mauricio Aramayo estará de guardia esperando el llamado de algún paciente afectado por el coronavirus, de algún familiar o amigo de algún paciente. O quizás de alguien que lo necesite por la cuarentena que esta pandemia nos impuso a todos. Pero Mauricio no es médico ni enfermero. Es músico. Y por ello, es esencial 

Mauricio Aramayo (1981, La Paz, Bolivia), violinista de la Orquesta Sinfónica de Neuquén, es parte de Música para Respirar 24/7, un proyecto tan original como necesario para estos tiempos. Un delivery de música clásica, literalmente. Quien lo desee o necesite puede pedir a través de las redes del proyecto un concierto del que podrá disfrutar desde su casa vía videollamada.  

Como bien dicen sus creadores, se trata de un proyecto que tomó por sorpresa al mundo. Música para Respirar 24/7 es una propuesta de la Sociedad Boliviana de Música de Cámara que fue lanzada en agosto del año pasado y, desde entonces, ofreció música a 5.538 personas en 46 países con conciertos personales de una forma nunca antes explorada.  


Este proyecto ubica a la música como un servicio esencial en tiempos críticos de pandemia y aislamiento.


Este año se lleva a cabo la segunda temporada en cuatro etapas: del 1 al 7 de marzo, del 3 al 9 de mayo, del 5 al 11 de julio y del 6 al 12 de septiembre. La primera versión inició el lunes 1 de marzo a las 0 horas y terminará este domingo a la medianoche, ofreciendo una vez más, una semana de conciertos las 24 horas del día a quien lo necesite.  

La temática de este mes celebrará el centenario del nacimiento Astor Piazzolla. Se presentarán temas conocidos como Oblivion y Libertango, como también piezas escogidas por cada artista. 

El proyecto ubica al arte en general, pero a la música en particular, como un servicio esencial en tiempos difíciles. Y este fue el aspecto que llamó la atención de Aramayo y que lo motivó a ser parte. En contacto con varios colegas bolivianos, comenzó a seguir el proyecto a través de sus redes hasta que hace un mes lo convocaron a participar. 

El cuarteto de cuerdas "Confluencias", del que Mauricio Aramayo también es parte.

“Algo que me sorprendió y me llamó la atención fue que uno de los objetivos de llevar música personalizada por videollamada es que lo músicos que participa cumplen turnos de seis o doce horas de acuerdo a su disponibilidad y con esto se ofrece gesto de solidaridad a los turnos que tiene el personal de salud en los hospitales. Seguramente en estos momentos de pandemia trabajan el doble o el triple, pero, para los artistas tener la posibilidad de montar guardia y permanecer disponibles en ese horario y estar atentos a hacer lo que sabemos hacer los músicos, me pareció un gesto que nos humaniza y que hace que la música y el arte se muestren en un nivel de esencialidad, del modo en que lo son las demás actividades declaradas esenciales por la pandemia”, contaba el musico en una entrevista con RÍO NEGRO. 

¿Cómo funciona? Las personas interesadas solo necesitan enviar su nombre y número de celular por mensaje privado a la página de Facebook o Instagram de La Sociedad (@lasociedad.bo) y en hasta 30 minutos recibirán la llamada de un músico o música, que interpretará un concierto en vivo por medio de una video-llamada en la aplicación que el oyente prefiera (WhatsApp, Zoom, Signal, Telegram).  


La primera versión de esta segunda temporada inició el lunes 1 de marzo a las 0 y terminará este domingo a medianoche, ofreciendo una semana de conciertos las 24 horas del día a quien lo necesite.


Además de los conciertos solicitados de manera inmediata, se pueden agendar conciertos para horarios específicos durante las fechas especificadas. Todos los conciertos llevados a cabo durante la semana de Música para Respirar son gratuitos y buscan llegar a la mayor cantidad de público en Latinoamérica y España. 

Son tres las modalidades de conciertos, revela Aramayo: aquellos que son inmediatos, en los cuales los músicos tienen hasta 15 minutos para prepararse; los programados, que permiten cierta anticipación; y los institucionales, dedicados a hogares de ancianos o niños, hospitales y colegios. 


Todos los conciertos de Música para Respirar son gratuitos y buscan llegar a la mayor cantidad de público en Latinoamérica y España.


Otro de los aspectos que destaca Aramayo de este proyecto es la relación inédita que se da con el público. “La relación con el público es directa, algo que no ocurre en un concierto tradicional donde el artista no tiene la posibilidad de conocer a las personas que lo están escuchando”, destaca el músico paceño radicado desde hace años en Neuquén. “Durante el concierto se da una conversación muy personal con quien nos escucha y que muchas veces es una solo persona la que está del otro lado, nos pueden contar absolutamente lo que quieran, lo mismo el artista”, agrega el violinista quien ya participó de más de 50 conciertos.  

Llevar el trabajo del artista al nivel de la esencialidad es uno de los aspectos más originales de este proyecto. “La crisis que vivió el arte durante todo este tiempo está siendo de algún modo contrarrestada con este tipo de proyectos”, concluye Aramayo. 


Quiénes integran Música para Respirar 24/7

Artistas
El equipo artístico de Música para Respirar 24/7 representa varias de las más grandes organizaciones musicales de América Latina como ser: el Theatro Municipal de São Paulo, la Orquesta Sinfónica del Estado de São Paulo, la Orquesta Filarmónica de Montevideo, La Orquesta Sinfónica de Neuquén y la Orquesta Sinfónica Nacional de Bolivia.

La Sociedad
Anahí Garvizu Siles (Bolivia/Ecuador), violonchelo
Andrea García (Bolivia), violonchelo, Orquesta Sinfónica Nacional
Bruno Luiz Lourensetto (Brasil), trompeta, Orquesta Bachiana Filarmónica
Camila Barrientos Ossio (Bolivia/Brasil), clarinete, Theatro Municipal de São Paulo

Claudia Machicado (Bolivia/Brasil), contrabajo, Academia da OSESP
Fernando López Flores (Bolivia/EEUU), piano, Florida Gulf Coast University
Gabriel Bilbao Toledo (Bolivia/UK), violín, Royal Academy of Music
Karin Cuéllar (Bolivia/Canadá), violín, McGill University
Karla Jiménez (Bolivia), clarinete, Instituto Eduardo Laredo
Paola Machicado (Bolivia/Brasil) percusión, Orquestra Jovem do Estado de São Paulo
Sergio Escalera Soria (Bolivia/Portugal) piano

Invitados
Alejandro Aizcorbe (Uruguay), clarinete, Orquesta Filarmónica de Montevideo
Alondra Nina (Bolivia/EEUU), clarinete
Amado Espinoza (Bolivia, EEUU), compositor, multi-instrumentista
Emilio Teubal (Argentina/EEUU), piano, Romancero Latinoamericano
Enrique Arce (Uruguay/Bolivia), percusión,
Facundo Cantero (Argentina/Brasil), fagot, Orquesta Sinfónica del Teatro Municipal de Sao Paulo
Federico Díaz (Argentina/ EEUU), Guitarra
Gabriela Ruiz (Bolivia), piano, Conservatorio Plurinacional de Música-Bolivia
Guillermo Vaisman (Argentina/EEUU), acordeón/bandoneon, Romancero Latinoamericano
Gabriel Lima (Brasil), viola, Orquesta Filarmónica del Amazonas
Javier Escalera (Bolivia/México), violín,
Mauricio Aramayo (Bolivia/Argentina), violín, Orquesta Sinfónica de Neuquén
Olga Bertinat (Uruguay), flauta traversa, Orquesta Filarmónica de Montevideo y OSSODRE
Sergio Reyes (Guatemala/EEUU), violín


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Temas

Música

Comentarios


«Música para Respirar 24/7»: como funcionan los conciertos delivery en tiempos de cuarentena