“Nadie cree que Argentina pueda cumplir sus obligaciones de deuda luego de 2019”

#

Perteneciente a una generación de economistas jóvenes que se abre paso en un mundo que parece pertenecer a los viejos gurúes de la ciencia dura, Alejandro Bercovich es uno de los profesionales que aporta una mirada diferente de la dinámica de la actual gestión. Habitual columnista en el prime time de los medios nacionales, el especialista dialogó con PULSO y evaluó que existen escasas chances de reactivación en 2019, y que el proceso electoral tendrá incidencia directa en la dinámica de la economía.

PREGUNTA- ¿Existen razones para ser optimistas respecto al crecimiento en 2019?

RESPUESTA- Es complicado pensar en una reactivación fuerte, porque no se observa un driver que opere como la ‘locomotora’ que traccione la economía el año que viene, más allá de las exportaciones que han tenido un rol marginal en la demanda agregada. El consumo termina este año destrozado, y eso promete profundizarse en un año de profundo ajuste fiscal como será 2019.

P- ¿Cómo influye en esa dinámica el año electoral?

R- Si el gobierno logra instalar en los últimos 100 días previos a las elecciones al menos un escenario de percepción positiva, puede que arbitre medios para reactivar ese consumo durante esos 100 días. Lo que no queda claro es cuánto poder de fuego tiene hoy el gobierno para hacer algo similar a lo que llevó adelante previo a las elecciones de 2017. Ese año se suspendió el plan económico por cinco meses, en los cuales planchó el dólar, suspendió los tarifazos, mantuvo las paritarias por encima de la inflación, y amplió la ejecución de la obra pública.

P- ¿Cuál es la principal diferencia con aquel 2017?

R- Lo que existe hoy es sencillamente un plan de estabilización del Fondo Monetario, y eso ya es un impedimento para congelar el precio del dólar como se hizo en 2017. El Banco Central tiene todas sus Reservas prestadas, tampoco se lo puede contar para intervenir. La inversión está cayendo, al igual que la importación de maquinaria, las tasas internas están altísimas, y también el riesgo país. Difícilmente se verifique la recuperación en “V” con la que se ilusionaba el oficialismo.

P- En el gobierno creen que se puede repetir lo que logró el menemismo en 1995, reeligiendo en medio de la crisis ¿es posible?

R- La gran diferencia con aquel escenario, es que en 1995 el menemismo tenía un enorme logro económico para exhibir, y era haber derrotado la hiper inflación. Más allá de que la economía no creciera o que hubiera sucedido el ‘efecto tequila’, eso fue interpretado como algo coyuntural, y la gente evaluó como mucho más importante la estabilidad y el programa económico, que estaba muy claro. En el caso de este gobierno, no solo que no se solucionó ninguno de los problemas previos que arrastraba la economía, sino que los mismos se agravaron. Y tampoco este gobierno propuso algo novedoso en términos institucionales como en aquel entonces fue la convertibilidad.

P- El riesgo país se aceleró ¿hay una nueva crisis de confianza?

R- El riesgo país es un promedio de las cotizaciones de los bonos. Y las cotizaciones de los bonos están por el piso porque nadie cree que Argentina pueda cumplir con sus obligaciones de deuda más allá de diciembre de 2019. No lo creo yo, no lo creen en Wall Street, ni lo creen los bancos locales. Tampoco lo creen los candidatos presidenciales. Todos los candidatos hablan de la necesidad de renegociar el acuerdo con el Fondo Monetario a partir de 2020, sea que el próximo gobierno sea del mismo signo político o de otro.

P- ¿Qué sucede si el mercado se adelanta a vender los papeles argentinos?

R- Sería un riesgo enorme, porque podría generarse una severa crisis de liquidez.

P- ¿Existe verdaderamente el riesgo de volver a caer en default?

R- No existe riesgo de caer en default antes de las elecciones, porque el Fondo Monetario aportará todos los dólares necesarios para que eso no suceda. Del mismo modo, mientras más dólares aporte el Fondo Monetario, mayor es el riesgo de caer en default luego de las elecciones. El problema es que la deuda con el Fondo Monetario, no se puede defaultear, porque es un acreedor privilegiado para todos los países del mundo.

P- ¿Alcanzó con la devaluación de 2018 para corregir el atraso cambiario?

R- Creo que la evolución del tipo de cambio en 2019 dependerá de la fuga de capitales que pueda darse previo a las elecciones, y del ingreso de divisas que pueda suceder con la cosecha del año que viene. El gobierno apostó su pellejo a eso.

Perfil

Alejandro Bercovich

Pulso Entrevista: Alejandro Bercovich, economista

Datos

Alejandro Bercovich tiene 36 años, es licenciado en Economía (Universidad de Buenos Aires) y periodista.
Columnista en BAE Negocios, revista “Crisis” y Radio Metro. Conduce el programa “Brotes Verdes” en C5N.
En 2017 obtuvo el Premio Konex como Revelación.

Temas

Economía

Comentarios


“Nadie cree que Argentina pueda cumplir sus obligaciones de deuda luego de 2019”