Neuquén lo hizo (una vez más)



Rodrigo Pérez

Politólogo, docente investigador en la Universidad Nacional del Comahue, analista político.

Ver más noticias de Rodrigo Pérez

La elección del último domingo en la provincia de Neuquén dio por tierra las especulaciones previas de una nacionalización y una eventual paridad entre el Movimiento Popular Neuquino y el Frente Neuquino Unidad Ciudadana.

Se cumplió así con el peso histórico del MPN, aquel del discurso de Felipe Sapag primero y de Jorge Sapag después, que repitió Omar Gutiérrez en el cierre de la campaña electoral en el oeste neuquino, se mantiene en alto las banderas de la libertad, la independencia y la autonomía respecto con la Nación, construyendo un camino propio planteando la firme defensa del federalismo.

Fue una elección donde los observadores de todo el país pusieron su foco, era la primera renovación de autoridades provinciales de 2019 y adquirió fuerte trascendencia nacional, todos los medios hablaron de la importancia de Vaca Muerta, además tuvo la particularidad de que se votó por primera vez con sistema de Boleta Única Electrónica.

La “excepción” neuquina

Neuquén ostenta la excepcionalidad de ser la única provincia en la que hay un sistema predominante liderado por un partido provincial puro, el Movimiento Popular Neuquino, que ha logrado imponerse elección tras elección. Permanentemente se apela a la identificación provincial que los gobiernos emepenistas instalan, asume un rol activo en momentos de imponer la representación de lo local: primero está Neuquén. Así lo indicó el reelecto gobernador Omar Gutiérrez en el acto de cierre de campaña del día jueves: “Un proyecto 100 % provincial”.

El docente e investigador de la Universidad Nacional del Comahue Francisco Camino Vela refiere que el predominio del MPN encuentra sus bases en el manejo permanente del Estado, entre una asociación histórica entre la identidad neuquina y el partido de gobierno, montada sobre una fuerte estructura partidaria capaz de soportar las disidencias internas o los distintos modelos políticos dentro del partido, siempre para sostener el gobierno provincial. Esta “neuquinidad” se transformó en el núcleo ideológico que organiza el proyecto político del MPN, que reconoce nuevos sujetos al proceso de construcción y desarrollo de la provincia.

Nuevas banderas

El MPN demostró vigencia, incluso incrementó su porcentaje electoral con respecto a la elección del 2015. Entre las novedades que propuso en la reforma electoral del 2016 introdujo la paridad de género, intercalando mujeres y hombres por igual. En su discurso Omar Gutiérrez dijo que presentarán un proyecto para que cuando en un cargo electoral legislativo una diputada o concejal no pueda seguir desempeñándose la reemplace la mujer que le sigue en la lista.

Otras de las reformas impulsadas fue la de la Boleta Única Electrónica, que permite mayor celeridad en el proceso del recuento y la difusión de datos.

Demostró vigencia, incluso incrementó su porcentaje electoral con respecto a la elección del 2015. Entre las novedades que propuso en la reforma electoral del 2016 introdujo la paridad de género, intercalando mujeres y hombres por igual.

El aporte de las listas colectoras le permitió al MPN que sus triunfos fueran más amplios y también poseer más representantes en la Legislatura. Las cuatro listas colectoras (además de la oficial del partido) le contribuyeron en más de sesenta mil votos, un 16,52 % al triunfo partidario.

El MPN logró triunfar una vez más con las banderas locales, renovando figuras y dirigentes políticos, incorporando lo nuevo (paridad, militancia digital, voto electrónico) pero no olvidando ni al pasado ni su origen.

Es el último de los partidos provinciales que se mantiene ganando elecciones y el domingo pasado lo hizo una vez más. Allí en rueda de prensa postriunfo y ante las insistentes preguntas de los medios nacionales Omar Gutiérrez dijo que “la elección fue más provincial que nunca”.

No hacía falta decir más nada y así lo entendieron todos los presentes. Lo local se ponía en valor, el Movimiento Popular Neuquino renovaba sus credenciales y obtenía, nuevamente, un triunfo electoral.


Comentarios


Neuquén lo hizo (una vez más)