Nito Mestre recorre su historia sin nostalgia en Neuquén y Roca

El cantante regresó a la región con sus canciones, las de ahora y las de ayer, las que interpreta como un regalo, para él y para su público.



Después de mucho tiempo Nito Mestre regresó a la Patagonia norte, de la que guardaba buenos recuerdos. En una minigira, que comenzó anoche en Cutral Co, y que hoy lo tendrá en Neuquén y mañana en Roca, el músico recorre toda su carrera junto a Fernando Pugliese en piano y voces y Ernesto Salgueiro, guitarra y voz, con los que toca desde hace más de veinte años.
Nito es una de las piezas fundamentales del rock argentino desde que creó Sui Generis con Charly García siendo un adolescente en los setenta. Fundó también Los Desconocidos de Siempre y fue parte el mítico Porsuigieco, además de transitar su camino solista con un estilo particular y reconocible.
En una charla con “Río Negro” contó cómo son sus recitales en los que repasando su carrera interpreta “los temas más conocidos porque cuando uno recorre repertorio intenta elegir las canciones con las que se ha sentido más satisfecho. Entonces habrá temas de Sui Generis, obviamente, porque es lo que me hizo más conocido y estoy orgulloso de ello. Algo de Los Desconocidos de Siempre, y de la etapa solista también”, adelantó.

Con el tiempo y el trabajo considera que tiene un estilo definido qué es folk rock “en el criterio de música, pese a que de repente hay alguna balada y algunas canciones donde me he deslizado…, porque también elijo repertorio para cantar temas de otros. Principalmente me considero un intérprete que compone canciones. Soy un compositor que toca todo lo propio y cuando armo los repertorios habito distintas pequeñas vertientes donde hay algunos temas que tienen un pequeña cosita de folclore”.
En la elección de las canciones mantiene una línea “que no se ha modificado tanto en el sentido del estilo musical. Sencillamente porque canto desde donde mi voz se siente cómoda y donde me gusta cantar. No te cantaría un tema de heavy metal porque me arruino la voz para siempre. Me gusta elegir dónde me siento cómodo para cantar, cómodo significa donde mi voz se puede expresar bien. Es fundamental no empezar a cantar cosas por experimentar y que digas ‘me encantó que experimentes pero suena horrible’. Trato de evitar ese tipo de papelones”.
Pero el estilo musical no es lo único que lo distingue, también en sus letras mantiene la poesía y la actualidad. Cuenta que para él “es bueno para no equivocarse escribir de lo que uno sabe y de lo que a uno le pasa. En el último disco (‘Trip de agosto’) hay temas a favor de la mujer, contra el maltrato y hay otros que tienen varias clases de lecturas” como el que da nombre al disco “que empezó por un viaje personal, pero después se transformó en una especie de conversación con alguien que ya no está más”.

Sui Generis. Dúo fundamental del rock, y del que no reniega.


Por las canciones de Mestre “pasa la realidad. Lo que nunca me gustó es una cosa panfletaria en la música. Me gustó más escribir o elegir temas que tengan que ver con lo cotidiano”.
A diferencia de algunos artistas Nito no está “enojado” con su pasado, lo visita constantemente y revitaliza sus viejos temas. Confiesa que “cuando escucho las canciones de pibe se nota, yo noto, que estoy cantando efectivamente bien. Una voz que tiene un timbre definido pero todavía le falta la madurez de la vida. Una cosa en cantar y otra cosa es interpretar la canción y eso es algo que se empieza a hacer con el correr del tiempo”. Ahora les agrega a sus clásicos cambios sutiles. “Antes las cantaba más derechito. Y después uno le empieza a poner toda la carga”. Es que cree que con los años se empieza a entender lo que significan los temas.
“Aparte, cantar es una especie de juego. Todos los días cambiás de lugar, de sonido, de audiencia, de estado de ánimo y todo eso influye en la interpretación y eso produce un juego que por suerte es distinto”. No siente presión por incluir clásicos en su repertorio, para el autor de “Hoy tiré viejas hojas” las canciones clásicas “no es un deber cantarlas, sino que lo lindo es que cuando no te gustan más las mandas de vacaciones un tiempo cuando vuelven, vuelven solas”.
Siente que “hay músicos que no te hablan del pasado ni tocan un tema del pasado y no sé por qué. Haber estado en Sui Generis es el regalito y el sueño que yo quería desde que era chico. Cómo me voy a negar cantar esos gloriosos temas, que para interpretar son divinos”.

Los Desconocidos de Siempre. Su primera banda después de Sui Generis, y una adelantada al incluir una mujer: María Rosa Yorio.

Recuerda que fue “el primer músico que tuvo una mujer en su agrupación -Los Desconocidos de Siempre-, donde estaba María Rosa Yorio. En ese momento estaba Gabriela como solista, pero no había mujeres en un grupo de rock, hasta los Desconocidos. Recuerdo algún show en 1976, después del golpe militar, que empezamos a salir con los Desconocidos de Siempre y fuimos a un show y nos dijeron que podían subir ‘los hombres, ella no puede subir porque en este escenario no puede subir una mujer’. Parece mentira pero pasaban esas cosas. Yo dije que esa mujer pertenecía a la banda si ella no subía no subía nadie. Hubo toda una discusión y subimos”.

“Es fundamental no empezar a cantar cosas por experimentar y que digas ‘me encantó que experimentes pero suena horrible’”

Nito Mestre

Con respecto al talento de las mujeres, que en unas polémicas declaraciones puso en duda el organizador de Cosquín Rock José Palazzo, consideró que “me parece una boludez que se le debe haber escapado o directamente lo piensa. Si lo piensa me parece que tiene que salir un poquito más a la calle y darse cuenta que hay muchísimas mujeres que tienen muchísimo talento. Hay bandas que he visto personalmente que no son conocidas y que te caés al piso de lo bien que tocan y cantan. Hay infinidad; lo que pasa es que también hay que salir a la calle y no vivir en una burbuja. Para mi es una burrada lo que dijo”.
También habló sobre el rock actual que parece que está “invadido”. Usando como ejemplo sus conocimientos en medicina, que estudió de joven, para él es como “cuando se te mete un virus y empieza a invadir, invadir y entonces las células buenas se empiezan a correr al costado, se empiezan a ir para atrás. Esa es la imagen que tengo: la del reggaeton invadiendo. Todavía no hay antibióticos contra el reggaeton como para tomar y que no te influya tanto. Creo que es un período de tiempo, que ahora se corrió al trap. Me llama mucho la atención la paradoja de que una mujer escuche reggaeton cuando hablan peste de la mujer. Ves por un lado el crecimiento del feminismo y por otro lado crece el reggaeton  y decís ‘así está el planeta’, totalmente contradictorio. Cuando era más pibe creía que el rock iba a crecer geométricamente y que esto no podía pasar, pero bueno pasa. No sé si es momentáneo o cuánto va a durar”.

Mientras planea un espectáculo con Litto Nebbia, Ricardo Soulé (ex Vox Dei) y Silvina Garré, trabaja en un disco nuevo con la producción de Alfredo Toth y Pablo Guyot, del grupo GIT, para el que terminaron los demos de dos temas “para mostrar y vamos a ver como avanza”, teniendo en cuenta los cambios en la industria.
Hoy, comenta, “los sellos discográficos sacan el vinilo porque se pone levísimamente de moda. Físico, tipo CD ya casi no están sacando lo que sale nuevo, sino que lo suben a las redes y se lo dan a una compañía que lo publica por Spotify, etc. Por lo tanto tenés que tener millones y millones de escuchas para lograr cobrar algo. Se dificulta el hecho de grabar un disco nuevo porque lo tenés que producir vos íntegramente y después lo tenés que subir a un sitio”.
Para Nito Mestre “lo que no muere es el show en vivo, claro está. El disco ya murió está todo en línea. Pagando algo ya lo tenés gratis. Lo quiero ya y lo pongo ya y todo ya. Hoy día escuchar un tema de siete minutos casi suena como una torpeza”, concluyó.

“Distinto tiempo” de producción y superación

El presente de Nito Mestre es todo menos tranquilo. Además de la música reparte su tiempo entre un programa radial que pone al aire con su esposa Pamela en Radio Nacional Rock todos los viernes de 22 a la medianoche, que se llama “Distinto tiempo”, igual que su canción e igual que el aceite de oliva que lanzó el año pasado también con Pamela. También brinda charlas. “Se llaman ‘Abecedario del Rock’. Empezaron hace unos cuantos años atrás y ya llevamos más de 40. Las hago junto a Mariano Yrigoyen que es un ex baterista mío que perdió la audición y después la recuperó. Es una recorrida de mi carrera pero con la particularidad mostrar las subidas y bajadas y algo de la resiliencia que uno tiene en la vida ya que él que perdió la audición y yo que tuve problemas con el alcohol” de los que se recuperó hace 22 años.

Los shows

En Neuquén el recital será hoy en el cine Español de Neuquén, a las 21. Las entradas se pueden obtener a través de viaticket.com.ar
En Roca actuará mañana, a las 21, en el Auditorio “Ciudad de las Artes” de Fundación Cultural Patagonia (Rivadavia 2263). La localidades están a la venta en la Secretaría de FCP hoy de 9 a 12:30. La entrada general posee un valor de $600, con un 20% de descuento para los socios del Club Río Negro.


Comentarios


Nito Mestre recorre su historia sin nostalgia en Neuquén y Roca