“No dormirás”: Eva de Dominici, 108 horas de desvelo

La actriz protagoniza “No dormirás”, recientemente estrenada, y en la cual asume nuevos desafíos actorales. En esta entrevista, revela su mirada acerca del arte, el cine y la cuestión de género.



1
#

2
#

Anverso y reverso. Natalia de Molina y de Dominci observan a Belén Rueda, luego es ella quien mira a ambas durante una escena de “No dormirás”.

 

Eva De Dominici es una de las protagonistas de “No dormirás”, coproducción uruguayo-argentina-española que se estrenó en salas locales este jueves y que marca el incesante trabajo de esta bella mujer de 22 años que no para de tener papeles en series y filmes desde 2005, a pesar de lo cual mantiene la humildad y se declara como una “trabajadora” antes que una “artista”.

“Soy una trabajadora, no sé si del arte. Es agrandado decir que soy artista. Amo y respeto la actuación. Tengo ganas de seguir aprendiendo, pero no me creo artista. Tal vez en algún momento me considere con tal”, sostuvo De Dominici en una entrevista con Télam.

En 2016 tuvo un rol principal en “Sangre en la boca”, de Hernán Belón y con Leonardo Sbaraglia; en 2017 fue la protagonista de la serie de TNT y Cablevisión “La fragilidad de los cuerpos” y este 2018 lo empieza compartiendo cartel en “No dormirás”, de Gustavo Hernández, con la experimentada actriz española Belén Rueda.

En la cinta que se estrenó el último jueves en las salas del país, De Dominici interpreta a una actriz que con el impulso de la juventud busca hacerse un lugar dentro de la profesión en una compañía liderada por una directora (Rueda), que no se pone límites para conseguir la obra que la haga quedar en la historia.

Convocados en las ruinas de un neuropsiquiátrico, los actores tienen por delante el desafío de mantenerse despiertos 108 horas, momento en el cual su mente comenzará a perderse para experimentar sensaciones en las que mezclarán imaginación, realidad y metafísica.

“El cerebro te obliga a soñar estando despierto y se convierten en alucinaciones. Vimos documentales, pero no me expuse a no dormir porque hubiera sido imposible hacer la película”, comentó la intérprete.

Este personaje representó otro cambio más, en un filme en el que se nota la presencia de cintas como “El Origen” (Christopher Nolan), “El cisne negro” (Darren Aronofsky) o “Los otros” (Alejandro Amenábar).

A los 10 años, luego de haber empezado a estudiar actuación a los 8 y de participar, a los 9, en una obra de teatro, De Dominici entró a “Chiquititas sin fin”. Desde aquel momento pasaron por su carrera las tiras “Patito feo”, “Cuando toca la campana”, “Somos familia” y “Los ricos no piden permiso”, entre otras.

“Hasta este año nunca dejé de hacer una tira. Ahora la carrera se puso interesante. Yo sigo tomando clases, soy curiosa y tengo mucho para aprender”, comentó.

P- Sos joven, sos famosa y tenés éxito en lo laboral.

Eva De Dominici- Yo juego el juego, pero no estoy subida al tren. Sé que se me dieron muchas oportunidades y trabajo para eso, pero no me creo nada. El éxito es subjetivo y es lo que a cada uno le toca. Uno puede estar en la cima de la carrera y en lo personal mal, entonces lo profesional no te importa; o puede ser al revés. Lo que siempre trato de tener en mente es que lo más importante es la familia, suena a cliché, pero es verdad.

P- Hablás mucho del trabajo y del esfuerzo.

EDD- Soy muy terrenal porque de donde vengo me enseñaron a respetar el trabajo. Esto, la actuación, es trabajo. Yo me puedo poner un vestido, estar en la alfombra roja y jugar el juego, pero tengo en claro que eso es consecuencia del trabajo, no al revés. Si yo no trabajo, eso no está. No es el circo lo que me interesa.

P- En los Globos de Oro no hubo ni una mujer nominada a mejor directora y en el cine argentino, salvo excepciones, cuesta encontrar mujeres que dirijan.

EDD- Siempre tuve directores hombres y ahora acabo de filmar con Bárbara Sarasola Day. Fue una experiencia hermosa. De mujer a mujer tuvimos un vínculo divino y una experiencia diferente. Nunca me había dirigido una y fue increíble. Hay un tema muy instalado sobre los derechos y el lugar de la mujer en la sociedad. Están saliendo de Hollywood, pero está en muchos lugares. Uno ve que a veces por ser mujer hay un cierto prejuicio por si vas a poder encararlo como un hombre. Durante mucho tiempo el poder estaba en el hombre y la mujer se ubicaba en un lugar de vulnerabilidad. Es algo que está instalado de mujer a mujer, no sólo viene del hombre.

P- ¿Te considerás artista?

EDD- Hay un libro de Marlon Brando, “Conversaciones con Marlon”, en el que él se pregunta: “¿Somos artistas?”. Yo no me considero artista, pero respeto mucho esta profesión. Sí considero que hay colegas artistas y que eso viene de la experiencia. Yo tengo 22 años y me falta muchísimo. No tengo apuro.

 

 

A los 10 años, luego de haber empezado a estudiar actuación a los 8 y de participar, a los 9, en una obra de teatro, De Dominici entró a “Chiquititas sin fin”.

“Yo no me considero artista, pero respeto mucho esta profesión. Sí considero que hay colegas artistas y que eso viene de la experiencia”,

asume la actriz sobre su trabajo actoral.

Datos

A los 10 años, luego de haber empezado a estudiar actuación a los 8 y de participar, a los 9, en una obra de teatro, De Dominici entró a “Chiquititas sin fin”.
“Yo no me considero artista, pero respeto mucho esta profesión. Sí considero que hay colegas artistas y que eso viene de la experiencia”,

Comentarios


“No dormirás”: Eva de Dominici, 108 horas de desvelo