“No fomenten más el transporte ilegal de combustibles”



Somos una pareja de jóvenes de la localidad de Las Ovejas que apuesta por este pueblo y su crecimiento, atendiendo la única y última estación de servicio del norte neuquino. Con lo que no contamos cuando decidimos arrancar con este proyecto fue con el apoyo de la Municipalidad de Las Ovejas, Bomberos Voluntarios, Policía del Neuquén, Gendarmería Nacional Escuadrón Las Ovejas, Municipalidades de Manzano Amargo y Varvarco y gran cantidad de particulares, que lejos de fomentar el consumo local se dedican a transportar de manera ilegal combustible. Sabemos y tenemos claro que cada uno puede elegir dónde comprar, lo que no quita que siquiera un pequeño porcentaje de sus cargas las puedan realizar en nuestra estación a modo de apoyo, ya que con mucho sacrificio la llevamos adelante mes a mes para que los pocos clientes que tenemos puedan ser atendidos de la mejor manera. Sí es de reconocer que meses antes de que nosotros comenzáramos con la estación, esta misma tuvo que cerrarse por fuerza mayor, debido a que vino una mala partida de gasoil, cuestión que escapa de nuestras manos. Luego de tres meses, el proveedor reconoce haber enviado el combustible en mal estado (gasoil), se realiza el cambio del mismo y de ahí en más nos hacemos cargo de este comercio. Miles de comentarios le son atribuídos a esta estación por parte de los ya mencionados más arriba y sin siquiera tener la delicadeza de acercarse como instituciones públicas que son y dialogar con nosotros sobre cualquier inquietud que tengan. Frente a las críticas hemos cambiado de proveedor, se ha informado de tal cambio y ni aún así se acercan. Lo único que pedimos señores e instituciones es que no fomenten más el transporte ilegal de combustible ya que, como es de nuestro conocimiento, el mismo camión municipal llega cargado de bidones de la localidad de Chos Malal y son repartidos a particulares que les encargan a los choferes municipales. A ustedes, señores de Policía y Gendarmería: ya que no tienen el agrado de cargar combustible en nuestra estación tengan el reparo de controlar el transporte masivo en bidones y tambores que traen particulares y en especial el comisionista, que además de trasladar bidones transporta pasajeros con el riesgo que ello conlleva y sin la habilitación correspondiente para el combustible. Teniendo en cuenta que se le preguntó a Gendarmería en una oportunidad si se podía transportar combustible en un chulengo no habilitado la respuesta inmediata en ese momento fue que se decomisaría la carga, ya que no se puede trasladar de esa manera sin la habilitación correspondiente. A los señores políticos de la zona norte, especialmente de los pueblos de Las Ovejas, Manzano Amargo y Varvarco, que son los que quieren fomentar el turismo, recuerden que eso se logra en conjunto con los prestadores de servicio locales, los que están durante todo el año trabajando para atender a turistas y gente del lugar. Sin estos no se brindaría un buen servicio, el cual es parte de un pueblo. A las autoridades que corresponda, sepan que pagamos mes a mes todos los impuestos y nos apena ver cómo pasan las camionetas cargadas de tambores y bidones y nadie, absolutamente nadie, pone freno a esta situación y competencia desleal. Hoy cualquier hijo de vecino vende combustible en sus domicilios particulares de Las Ovejas y nadie hace nada. Lamentablemente con mentalidades así es que un pueblo permanece quieto en el tiempo; lejos de progresar, retrocede. Aprovechamos este espacio para agradecer a nuestros clientes, los de todos los meses, que confían en nosotros y apoyan al comercio local, ya que sin duda sin ellos hoy no podríamos subsistir. Esperamos que en algún momento las cosas cambien y podamos trabajar todos juntos para que el pueblo progrese, y que esta carta sea tomada como una crítica constructiva y no de otra manera. Carlos Edgardo Ormazabal, DNI 29.602.369 Lasagna María Verónica, DNI 27.865.087 Las Ovejas, Neuquén


Comentarios


“No fomenten más el transporte ilegal de combustibles”