“No fue en vano”



Querido Aylan: verte inerte en la playa, tan pequeñito y desvalido, como besando la orilla del mar, nos ha destrozado el alma, y movió el corazón del mundo, corriéndose el velo de la bajeza humana. Ese mundo cruel que te arrebató tu corta vida. Encallecidas sus almas por la avaricia y la crudeza de la “guerra” que sólo busca el poder, desenfrenando carreras hostiles hacia la nada. Quisiera decir mucho, pequeño Aylan, para rendirte un sentido homenaje. Las lágrimas y la angustia que oprimen mi corazón maltrecho me impiden que te dedique cientos de páginas como para atenuar el horror de tu partida, de lo que nunca debió pasar. Te abrazo muy fuertemente para retenerte en mi mente como la imagen de un gigante que entregó su vida, sin saberlo, para salvar muchas otras que deambulan por Europa mendigando un lugar donde vivir sin sobresaltos. La hazaña es titánica. El esfuerzo y la admiración del mundo están surtiendo efecto. Descansa en paz querido y dulce Aylan, tu partida no ha sido en vano. Hasta siempre, dulce tesoro y ángel de un cielo que no supimos darte. Alba Cuozzo DNI 11.708.448 Tucumán

Alba Cuozzo DNI 11.708.448 Tucumán


Comentarios


“No fue en vano”