No se puede olvidar

Girona

Este año son un grupo de mujeres bielorrusas las que han recibido el premio Andrei Sajarov, físico ruso disidente y opositor al comunismo, premios que el Parlamento Europeo concede.
Otros, como la Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich viven en el exilio. No podemos abandonar a su suerte a las libertades civiles ni los derechos humanos.


El poder político debe ser limitado y fiscalizado.
Y para ello nada como ciudadanos, hombres y mujeres verdaderamente libres, conscientes de sus derechos y también de sus deberes que, muchas veces, aun a riesgo de sus propias vidas, luchan con “valentía, resistencia y determinación” contra todas las formas de despotismo.


No se trata solo de la lucha contra un dictador que tarde o temprano acabará cayendo, sino de un aldabonazo a la conciencia de la ciudadanía europea, descreída y atomizada, que no puede olvidar que la lucha por la libertad, la justicia y el derecho debe ejercerse todos los días.

Enric Barrull Casals
NIF 37012263I


Comentarios


No se puede olvidar