Nueva variante del coronavirus: las dudas sobre las vacunas, los tratamientos y la severidad

La nueva variante del coronavirus detectada en el Reino Unido ha despertado un nuevo alerta mundial. Este lunes 21 de diciembre también se informó que la variante fue identificada en dos casos de personas en Australia que habían estado en el Reino Unido. Por precaución, más de 30 países han frenado los vuelos desde Inglaterra.

Se sospecha que la variante del virus sería más contagiosa que la que ha predominado hasta el momento a nivel global. Pero esa posibilidad se basa solo en un modelo computacional realizado en la Universidad de St. Andrews por el equipo de la científica Muge Cevik. Sería un 70 por ciento más contagiosa que las variantes que circulaba anteriormente. Aunque el modelo no tiene en cuenta que el impacto de la falta de adherencia a las medidas de distanciamiento social, que podrían también estar influyendo en la mayor propagación del virus. Lo cierto es que aún el estudio genómico de la variante no está terminado. Tampoco hay indicios de que lleve a casos más severos de la enfermedad.

La nueva variante podría estar asociada al aumento de casos de COVID-19 que se registró en Inglaterra durante las últimas semanas. Sin embargo, la Sociedad Argentina de Infectología también avisó que podría no ser el único factor del aumento de casos. Durante los meses de octubre y noviembre, con la llegada del otoño se hicieron más reuniones sociales en lugares cerrados y se había relajado la medida de distanciamiento social. La mayoría de los casos en los que se detectó la variante son personas menores de 60 años.

En el Reino Unido se detectó la nueva variante del coronavirus en pacientes menores de 60 años. Por precaución, diferentes países han frenado los vuelos desde ese país. Foto: Unsplash.

¿Podría la nueva variante reducir la efectividad de los medicamentos para COVID-19? De acuerdo con el profesor Saad Shakir, director de la Unidad de Investigación de Seguridad de Drogas en el Reino Unido, “es poco probable que se reduzca la eficacia de los medicamentos utilizados para tratar el COVID-19. Sin embargo, es necesario evaluar los efectos de la nueva variante en los productos que utilizan anticuerpos o anticuerpos monoclonales”.

¿Podría afectar la eficacia de las vacunas que están en la fase final de desarrollo? Hay diferentes opiniones. Los jefes de los servicios médicos y científicos del Reino Unido han afirmado que es poco probable que la nueva variante reduzca el efecto protector de las vacunas COVID-19. “Dado que los tres precursores de la vacuna se dirigen a la proteína espiga, todavía hay que examinar en detalle cómo responde la variante a las vacunas y la protección que ofrecerá las vacunas, y los científicos están trabajando las 24 horas del día para responder a esas preguntas”, contestó Shakir. Los científicos del centro de investigación de Porton Down, en el Reino Unido, están cultivando la variante del virus y examinarán la interacción entre las vacunas y el virus. Los estudios para examinar esa cuestión en los vacunados llevarán mucho más tiempo. Sin embargo, recomendó que más allá de la detección de la nueva variante, el doctor Shakir recomendó la vacunación.

La nueva variante generó preguntas que hoy están sin contestar. Quizá los gobiernos están reaccionando desmedidamente. Pero es mejor actuar con precaución ante lo desconocido. La incertidumbre ha sido y será siempre parte de los fenómenos complejos como lo es una pandemia, y hay que adaptarse a convivir con ella.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Nueva variante del coronavirus: las dudas sobre las vacunas, los tratamientos y la severidad