Nuevas comunicaciones aéreas en la Patagonia




Se viene observando un incremento de las comunicaciones aerocomerciales en la Patagonia, que también están abriendo las puertas al mundo desde el sur argentino hacia otros destinos de América e inclusive con conexiones a otras regiones internacionales.

Asimismo, en forma positiva se van conociendo gestiones mediante las cuales los vuelos de cabotaje agregan destinos, nuevas rutas y un mayor número de frecuencias.

El aislamiento que ha tenido durante años la Patagonia en materia de conexiones aéreas paulatinamente va desapare- ciendo.

Desde noviembre del 2007 Aerolíneas Argentinas desprogramó frecuencias a distintos puntos del país manifestando que ello se debía a la falta de equipos (es decir de aeronaves) para cubrir los distintos destinos. Fue así que en la Patagonia mermaron los vuelos a Ushuaia, Río Grande, Trelew, Esquel y Viedma, entre otras ciudades. En la capital de Río Negro rebajó las frecuencias semanales de seis que había inicialmente a tres y después durante casi dos años mantuvo una sola.

La comunicación aerocomercial en una capital provincial es fundamental para permitir su conexión ágil con Buenos Aires y otros sitios.

No sólo los funcionarios de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) recurren a este tipo de transporte sino también directivos de colegios profesionales, entidades no gubernamentales y autoridades universitarias; asimismo, hace a otro aspecto fundamental como contribuir al desarrollo turístico. El avión permite la conexión inmediata y es un recurso fundamental -entre otros aspectos- para las regiones turísticas.

Cabe recordar que hasta hace aproximadamente unos doce de años Austral tenía vuelos con seis frecuencias semanales en la ruta Buenos Aires-Viedma-Bariloche con regreso por el mismo itinerario.

Con anterioridad, hace algo menos de treinta años, cuando el Dr. Juan Carlos Pellegrini presidía Aerolíneas Argentinas, se inauguró la ruta Buenos Aires-Viedma-General Roca-Bariloche y el regreso por el mismo lugar. Se utilizaban los jets Fokker F 28, con una frecuencia de tres vuelos semanales.

Por eso entendemos que es destacable, abriendo grandes perspectivas, el proyecto que acaba de presentar en la Legislatura de Río Negro la diputada Silvina García Larraburu solicitando al Poder Ejecutivo Nacional la implementación de un vuelo Buenos Aires-Viedma-Bariloche y viceversa. La idea permite contribuir a acentuar el desarrollo y la integración regional entre la capital rionegrina y su principal ciudad no sólo en habitantes sino por ser un reconocido centro turístico a nivel internacional.

Somos optimistas en cuanto a que el proyecto de la legisladora oriunda de Bariloche incida positivamente en quienes diagraman las rutas aéreas de cabotaje.

Práctica y paulatinamente van desapareciendo los motivos de las reducciones de vuelos, cuando éstas se atribuían a la falta de aviones.

El gobierno nacional está dando pasos concretos para incorporar nuevas aeronaves mediante gestiones celebradas ante el gobierno de Brasil para adquirir veinte máquinas EMB 190/ de entre 91 y 120 asientos que Aerolíneas utilizaría en sus vuelos de cabotaje. La financiación -cada avión tiene un costo de treinta y cinco millones de dólares aproximadamente- estaría a cargo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil y la información oficial se concretaría esta semana con la visita del presidente de ese país, Luiz Inácio Lula da Silva, a Buenos Aires.

Por todo lo indicado, volviendo al proyecto de la legisladora García Larraburu, es muy factible que se pueda concretar ya que hay antecedentes de la apertura de nuevas rutas por parte de Aerolíneas Argentinas. Se han ido conociendo los incrementos de vuelos a Ushuaia y Río Grande, en Tierra del Fuego, como a El Calafate en Santa Cruz. En Esquel se reimplantaron los vuelos luego de la interrupción producto de las cenizas volcánicas que impidieron por un tiempo las operaciones aerocomerciales en la cordillera del Chubut.

Días atrás el gobernador del Neuquén, Jorge Sapag, firmó con el gobierno nacional un acuerdo con Aerolíneas para el incremento de las frecuencias a San Martín de los Andes.

Por lo que podemos observar, la Patagonia está retomando su necesaria integración aerocomercial e incluso logrando algo tan importante como las conexiones internacionales, mediante las cuales los pobladores de esta región podrán viajar al exterior.

A mediados del año pasado TAM implementó la ruta San Pablo-Bariloche-San Pablo, que en la actualidad tiene dos frecuencias semanales. Esta semana el gobernador del Chubut, Mario Das Neves, firmará acuerdos con la aerolínea uruguaya Pluna para concretar dos veces por semana la ruta San Pablo-Montevideo-Trelew.

Estas acciones positivas en vías de concretarse, como la iniciativa de la legisladora rionegrina Silvina García Larraburu, benefician a un vasto territorio argentino que por su extensión depende en gran parte de las comunicaciones aerocomerciales.

Y así cobran vida las palabras pronunciadas en Puerto España, Trinidad y Tobago, en el marco de la V Cumbre de las Américas por el presidente del Sector Privado de las Américas y titular a la vez de Aeropuertos Argentina 2000, Ernesto Gutiérrez, cuando manifestó que "la crisis no nos debe paralizar; tenemos la obligación de continuar trabajando en todas las áreas, tomando como punto de partida un auténtico diálogo social, constructivo e institucionalizado para restablecer un clima de confianza entre los gobiernos, los empresarios y los trabajadores, alcanzando consensos sobre los desafíos que nos son comunes, para asegurar la paz social, el bienestar de todos y el desarrollo soste- nible".

 

JULIO ISIDRO PÉREZ (*)

Especial para "Río Negro"

(*) Ex secretario de Turismo de Río Negro

JULIO ISIDRO PÉREZ


Comentarios


Nuevas comunicaciones aéreas en la Patagonia