Operan por segunda vez a una adolescente que fue abandonada en un accidente

Le colocaron placas de titanio como prótesis, y le recompusieron el fémur. Ahora espera por una cirugía reparatoria en la pelvis.



La adolescente que fue atropellada a principios de este mes en Guido y Tucumán de Viedma tendrá dos operaciones de acuerdo a lo que sugirieron los médicos del Instituto de Alta Complejidad Médica que la atiende en Buenos Aires, según revelaron familiares directos a DeViedma.

La semana pasada se le practicó la primera intervención quirúrgica con la colocación de placas de titanio como prótesis, y le recompusieron el fémur. Sin embargo los profesionales consideraron que debe tener una cirugía reparatoria en la pelvis.

Estas operaciones le demandarían unos 25 días de recuperación y luego la correspondiente rehabilitación en ese nosocomio porteño.

Si bien el Instituto Provincial del Seguro de Salud (Ipross) se hizo cargo del caso desde un primer momento, ya que la joven tuvo que ser derivada de urgencia, los compañeros de la madre que trabaja en el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (Idevi) lanzaron una campaña de ayuda económica para solventar la estadía de la familia en la Ciudad Autonóma de Buenos Aires (CABA) a raíz del lapso prolongado de estadía.

Al parecer, la causa judicial aun le faltan algunos pasos ya que la madre de la joven no pudo firmar la papelería con motivo de estar acompañando a su hija en el nosocomio, a la vez que se supo que el joven que conducía la moto en la madrugada del uno de octubre pasado, se está reponiendo satisfactoriamente en Viedma.

El accidente ocurrió a las 5.30 en la intersección de la avenida Guido y Tucumán cuando la pareja se encontró con un vehículo y no pudieron evitar la colisión.

En la moto se desplazaban el joven de 18 años acompañado por su novia de 15. El primero resultó con fractura de un tobillo de la pierna derecha, y en principio se constató que su compañera se encontraba con la cadera quebrada como producto del fuerte golpe. El conductor huyó y los dejó tirados en el piso.

En principio, no habría testigos del siniestro sin embargo cuando llegó la Policía y se hicieron los primeros peritajes, se detectó que el vehículo mayor había perdido el paragolpes trasero y la patente en el pasaje Florencio Sánchez, a media cuadra del choque. Estos elementos le habrían permitido a los investigadores detectar y ubicar al propietario del rodado.


Comentarios


Operan por segunda vez a una adolescente que fue abandonada en un accidente