Exclusivo Suscriptores

La economía de Milei: sin amor y con ajuste

Estamos a punto de perder en serio la oportunidad histórica de encaminar un proceso de desarrollo real acorde al porte de país que somos y al nuevo mundo que se configura.

La ley Bases ha pasado ya hace más de un siglo y el tick-tock argentino no se detiene: todo es una historia que dura escasos segundos; espectáculo puro y duro. Mientras tanto el proceso de deterioro no se detiene y aquella desalentada opinión que expresáramos al inicio de la actual gestión de gobierno se cumple matemáticamente (“La Casta Salvadora está asustada” 7/2/24). El peor semestre de recaudación impositiva luego de abril/septiembre de la pandemia 2020 (Afip-Indec) a excepción del impuesto País y a los combustibles (impuestos que aumentaron casi 3 veces con el gobierno de la Presidente que se “cortaba un brazo “ antes de subir un impuesto ).

El desempleo creció un 13% (actual 7,7% Indec) y una recesión profunda, incluso superior a la megacrisis del año 2021 en algunos sectores de la industria. El endeudamiento aumentó sistemáticamente: El 7 de Diciembre del año 2023 los pasivos remunerados (títulos del Banco Central) que pagaba el BCRA a las entidades financieras privadas ascendía a 21.023.700 millones de pesos.

El 31/5/2024 se agregaron $ 18.489.248 millones de pesos. Quiere decir que el actual Gobierno se endeudó en 5 meses por casi un 90% del total de deuda asumida por el anterior gobierno en 4 cuatro años. Mientras tanto dos economistas ultraliberales – anteriores profesores y asesores del presidente – afirman que el gobierno no tiene plan económico y no hay confianza en él (Infobae 2/7/24)

La ley Bases habilita la transnacionalización de los recursos naturales del país por escasos 200 millones de dólares por proyecto inversión. Los ingresos y egresos de dólares entre los 2 y 4 años quedan exceptuadas de realizarse a través del mercado oficial del cambios (BCRA) , siendo de libre disponibilidad. Hay una rebaja del 40% de impuesto a las Ganancias, devolución anticipada del IVA y eliminación de impuestos aduaneros que van a impactar en la recaudación fiscal ineludiblemente .

Corta duración

Esa ley tan esperada por los fondos de inversión extranjeros que utilizaran compañías como vehículos de valorización financiera canalizada a través de la extracción y exportación de recursos naturales no renovables (el acuerdo gasífero YPF/Petronas para GNL del año 2022 es un ejemplo de una mega inversión que otorga beneficios al inversor sin agredir los recursos nacionales). El amor de la ley bases ha durado poco. Los verdaderos productores de dólares – el campo- y el sector financiero cargado de deuda del Estado fuerzan una devaluación que hoy resulta inevitable, donde cada día cuenta.

Suben los dólares financieros y el campo liquida a cuenta gotas esperando la devaluación porque la inflación se va comienzo las ganancias en dólares. No hay amor para el dinero, ni para liberalismo, para anarcocapitalismo, ni para el show , ni para los alocados viajes del Presidente al exterior para recibir premios “de nadie” .

Los grandes capitales, el núcleo de la política Argentina, los que hemos vivido y nos interesa la economía y el destino de este “súper país empobrecido “, incluso más allá de las ideologías , saben – aún sin aceptarlo públicamente – que este proceso no termina bien para la amplia mayoría de los argentinos y que técnicamente resulta inviable .

El Gobierno anuncia ahora que la deuda del Banco Central pasa al Estado Nacional a través de un bono que le entrega a las entidades financieras – acreedores de esa deuda- , para dejar que el BCRA deje de emitir dinero.

La pregunta es: si quien emite dinero es el BCRA para comprar dólares para pagar deuda externa, importaciones, pagos con tarjeta de crédito por consumos en el exterior, intereses de la deuda en pesos a las entidades financieras… ¿de donde van a salir los pesos?

Pues del superávit fiscal del Estado… es decir: más ajuste.

¿Quién va a pagar el ajuste?, ¿los inversores del RIGI , los pocos monopolios y oligopolios que concentran la economía Argentina y que mantienen su rentabilidad en dólares de manera constante aunque fabriquen 1 kg de azúcar o 1 litro de lavandina…?

Lo pagarán los de siempre : los jubilados que hoy son responsables del 33 % de “mentiroso superávit fiscal“ de los últimos 6 meses , los docentes , los cuentapropistas y la cantidad de “ los“ que integran la sociedad argentina, cada día más pobre .

Estamos a punto de perder en serio la oportunidad histórica (nuestra salida de BRICS fue un golpe letal para la Argentina ) de encaminar un proceso de desarrollo real acorde al porte de país que somos y al nuevo mundo que se configura. No hay tiempo porque el imperio al que nos sometimos voluntariamente se encuentra agazapado y en caída, con sus recursos reducidos: sus colonias deben tributar para su supervivencia. Lamentablemente nuestras elites nacionales (los que realmente tiene el poder y no por cierto los políticos) participan de ese proyecto en retirada.

Como lo venimos repitiendo desde esta columna en los últimos cuatro años, es imprescindible lograr un acuerdo nacional real porque una nueva frustración se avecina, que dejará marcas muy difíciles de reparar.

* Abogado. Docente de la Facultad de Economía UNco.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora