Otra vez el hospital de Cipolletti se quedó sin atención en pediatría

Un médico se jubiló, otros están con licencia. Solo atienden urgencias por la guardia, con la colaboración de especialistas de neonatología. Un problema recurrente.



#

Archivo

El hospital Pedro Moguillansky suspendió la atención general en el servicio de pediatría, y solo atienden casos de urgencias mediante la guardia. Esto se debe a la falta de profesionales, ya que dos de los encargados de este área se jubilaron y gran parte del personal se encuentra de licencia.

La situación es preocupante ya que pediatría quedó cerrada y la demanda es incesante, sobre todo en esta época del año con bajas temperaturas. Pese a que derivan a los pacientes que tienen obra social al sector privado, muchas son las familias que no poseen cobertura y se encuentran imposibilitadas de costear los precios de las consultas y practicas en las clínicas de la zona.

El director del nosocomio, Carlos Lasry ratificó la situación y confirmó que desde el lunes “dos médicos se jubilaron”, y agregó que por “problemas de enfermedad de otros tres y licencia por enfermedad familiar de otro”, pediatría quedo desguarnecido. “Este último es un médico generalista que colabora con todas las guardias”, por lo que anunció el alerta para la población de que “está restringido el consultorio de libre demanda, que funcionó hasta el viernes” pasado.

“Las consultas que sean de tipo menor, o controles habituales, que deberían ser con turno programado y se hacían con libre demanda, les avisamos que no tenemos atención”, pero aseguró que “sí está garantizada la guardia de emergencias y a pacientes internados”, precisó Lasry.

De momento la guardia está siendo atendida con la colaboración de médicos de otras áreas, como neonatología. Trascendió por fuentes del hospital que ya hay una profesional que presentó documentación con el fin de ingresar a prestar esta función, pero para cubrir de forma mínima la demanda hace falta otro pediatra más.

La demanda es altísima y hasta la semana pasada atendían unos 300 casos por día, considerando además que el Moguillansky recibe derivaciones de las ciudades que rodean a Cipolletti, en las que solo existen centros de atención primaria.

Un problema recurrente

En septiembre de 2015 la falta de pediatras era ya un problema, y al igual que en estos días, la atención pediátrica se hacía únicamente por guardia y para urgencias. La especialidad era cubierta por residentes o médicos generalístas y esto generaba preocupación por posibles diagnósticos erróneos.

El año pasado, por medidas de fuerza originadas en los recortes de Salud, y también por escasez de pediatras, el área fue clausurada en mayo. Si bien las medidas cesaron a los pocos días, pediatría es una especialidad que paga poco y es común la falta.


Comentarios


Otra vez el hospital de Cipolletti se quedó sin atención en pediatría