Otra vez se cayó parte del techo de una escuela de Neuquén

Pasó en un aula de cuatro grado, mientras estaban en clases. Los padres tomaron el establecimiento reclamando seguridad. Ya hubo casos similares en otros edificios.



Una placa de durlock del techo de una escuela de Centenario se cayó mientras los estudiantes de cuarto grado estaban en clases y aunque no golpeó a nadie, el peligro potencial de que vuelva a ocurrir obligó a suspender la actividad hasta que se den garantías del estado del edificio.

El hecho ocurrió el viernes, durante la primera semana de clases de la escuela 360 de Centenario que no había comenzado el ciclo lectivo porque se trasladó al edificio que dejó la EPET 22 y había que reacondicionarlo.

Desde ATEN Centenario, Marcelo Marchesi explicó que la placa cayó por el viento que entró desde una ventana abierta, por lo que las familias temían que vuelva a ocurrir. Además, detectaron otras falencias tanto en las aulas, como en el patio y en los baños.

Según Marchesi, el sábado recorrieron la escuela familiares, docentes, un representante de la dirección de Obras Públicas y la directora de nivel, y se volvió a convocar para esta mañana, a la espera de que un técnico en seguridad e higiene garantice que se pueden comenzar las clases.

Sin embargo, dijo el dirigente, esto no ocurrió y sólo se presentó el director del distrito VI, David Gago, por lo que las familias decidieron tomar el edificio reclamando la presencia en el lugar de la ministra de Educación, Cristina Storioni, “para que ella en persona dé respuestas concretas”.

La escuela 360 es una de las siete que el gobierno informó que, por distintos motivos, no habían iniciado las clases el 12 de marzo, pero ahora pasó a formar parte de otra lista: las de las escuelas en las que se caen pedazos del techo.

El 26 del mes pasado sucedió en la escuela 103 cuando el cielo raso de un baño se desplomó sobre la espalda de una docente, que terminó internada e impulsó el paro que rompió la paz entre ATEN y el gobierno. En octubre del año pasado, dos estudiantes sufrieron heridas leves mientras que sus compañeros y profesor quedaron enredados entre cables y varillas luego de que se cayera parte del techo de la EPET 11, en Zapala. Un mes después, otra escuela de la localidad fue clausurada, la 12, luego de que se desprendiera parte del cielo raso en las aulas de primer y tercer grado, donde estaban cursando niños.

La diputada provincial Angélica Laguna , quien estuvo al frente de ATEN capital hasta el año pasado, informó de otros establecimientos donde ocurrieron situaciones similares, por lo que impulsó un pedido de informe del estado de distintas escuelas.

La semana pasada, la comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología acordó solicitar por nota al Consejo Provincial de Educación (CPE) el informe de las siguientes escuelas: 103, 67, EPET 8 e IFD Nº12 de Neuquén capital, 60 de Plottier, 30 de Las Ovejas, 18 de Los Carrizos, 93 de Los Miches, 149 de Huaraco, 253 de Manzano Amargo, 165 de Aluminé, 216 de Quintuco, 239 y 95 de Buta Ranquil, 119 de Plaza Huincul, 194 de Zapala, 214 de Las Coloradas, 172 de Cutral Co, 32 de Pehuenches–Barrancas; 360, EPET 22, Jardín 68 y CIAR 8 de Centenario, CPEM 30 y el jardín que funciona en la escuela 328 de El Huecú, CFP 27, Jardín 48 y EPET 13 de Chos Malal, Escuela Domiciliaria y Hospitalaria Nº1, Escuela de Cajón de Caviahue y los 30 jardines sobre los que el Gobierno provincial anunció el compromiso de finalizar.


Comentarios


Otra vez se cayó parte del techo de una escuela de Neuquén