Para la Cámara Federal los represores deben seguir presos

Los jueces consideran que por los crímenes cometidos y por obstaculizar el esclarecimiento de lo sucedido es necesario que permanezcan detenidos. La lista incluye a Astiz y Suárez Mason.

Buenos Aires.- Los represores detenidos por la causa ESMA, entre ellos Alfredo Astiz, deben seguir tras las rejas no sólo por los crímenes que cometieron durante la última dictadura, sino también por orientar durante más de 30 años "la obstrucción del descubrimiento de la verdad", con medidas que incluyeron presiones al poder, sostuvo hoy la Cámara Federal porteña.

En el fallo al que accedió DyN, los jueces respondieron así a la Cámara Nacional de Casación Penal, que sostuvo el criterio de liberar a represores por la cantidad de años que pasaron detenidos sin condena. La Sala II de la Cámara Federal confirmó y amplió los procesamientos con prisión preventiva dictados por el juez Sergio Torres a 32 marinos, por torturas, privación ilegal de la libertad y torturas seguidas de muerte sobre más de 400 víctimas que pasaron por la ESMA.

Además, los jueces Eduardo Luraschi y Martín Irurzun ratificaron que deben quedar detenidos los integrantes de la jefatura de inteligencia y del grupo de tareas 3.3.2. "No resulta irrazonable inferir que quienes en su momento pudieron edificar un plan cuyas características todavía persisten y (...) lograron obstaculizar el total esclarecimiento de lo sucedido, de recuperar su libertad continúen con actitudes tendientes a impedir que pueda arribarse a ese cometido", dijeron.

Alertaron que "el inminente peligro de destrucción u ocultación de pruebas que esto ha conllevado durante el proceso (y sigue aparejando hoy), da acabada cuenta de la necesidad de mantener cautelarmente detenidos a los encartados, pues no hay (...) otro medio eficaz a esos efectos".

La Sala III de Casación había anulado prisiones preventivas de militares en la causa ESMA por entender que no había razones para creer que pudieran complicar la actuación de la Justicia y que, por tanto, no se podía violar principios constitucionales. Por esas decisiones el presidente Néstor Kirchner cuestionó públicamente a esos camaristas el 24 de marzo pasado y se respaldó las denuncias en el Consejo de la Magistratura contra Alfredo Bisordi, Gustavo Hornos, Eduardo Riggi y Ana María Capolupo.

La lista incluye a Julio Coronel, Juan Azic, Hugo Damario, Carlos Generoso, Carlos Suárez Mason (h), Carlos Pazo, Rogelio Martínez Pizarro, Eugenio Batista Bilardo, Miguel Angel Benazzi Berisso, Rogelio Pérez Froio, Raúl Scheller y Héctor Febres. También figuran Oscar Montes, Manuel García, Raúl González, Pedro Santamaría, Carlos Fraguío, Antonio Vañek, Julio Antonio Torti y Oscar Lanzón.

Fuente: DyN


Comentarios


Para la Cámara Federal los represores deben seguir presos