Paro de colectiveros por falta de pago deja a miles de usuarios a pie en Bariloche

La empresa Mi Bus no abonó los salarios de enero como se había acordado y, por eso, los 230 trabajadores iniciaron esta tarde de miércoles una retención de servicio hasta que depositen los sueldos.

Los 230 trabajadores de la empresa Mi Bus (Transportes Amancay SRL) resolvieron iniciar un paro a partir de las 18 de esta miércoles como forma de protesta ante el incumplimiento de la firma que no pagó los salarios de enero. En consecuencia, miles de residentes de Bariloche y turistas se quedaron sin el servicio de transporte público de pasajeros, en una calurosa jornada.

“Se había firmado un compromiso que en el día de la fecha se abonaba el salario del mes de de enero. No se cumplió dicho compromiso y se comenzó la retención de servicio. Dicha medida había sido anunciando la semana pasada”, explicó el dirigente de la UTA en Bariloche a RÍO NEGRO.

El delegado de los trabajadores, Luis Curilen, recordó esta tarde de miércoles que se había firmado un acta acuerdo con la empresa y la Municipalidad en la delegación local de Trabajo.

En ese documento, los trabajadores aclararon que si el salario no estaba depositado, como plazo máximo el 10 de febrero, empezarían con medidas de fuerza. “Ya estamos cansados de tanto manoseo”, sostuvo.

Dijo que tanto la empresa como la Municipalidad, en su carácter de concedente del servicio, estaban en conocimiento de la situación. Sin embargo, miles de personas que usan el servicio de colectivos para circular por el extenso ejido de esta ciudad se enteraron de que no había colectivos a partir de las 18 de este miércoles.

“Necesitamos que alguien se haga cargo, para que haya un servicio real que tenga en cuenta a los trabajadores y los usuarios”, pidió Curilen. Opinó que en la ciudad “falta una política de transporte” que resuelva el problema de fondo y que no depende de los subsidios.

Curilen aseguró que la Municipalidad y el Gobierno provincial cumplen con el aporte de subsidios, pero desde Nación se atrasa. Y criticó a la empresa porque “se ha transformado en subsidiodependiente”.

El Gobierno provincial depositó días atrás 7.328.967 para Mi Bus y la Municipalidad autorizó un aporte extraordinario de 4.671.032 pesos, según se publicó oficialmente. Curilen dijo que la empresa usó esos recursos para pagar dos acuerdos paritarios que tenía pendientes con el personal y el aguinaldo. Pero falta los salarios de enero.

“Siempre se le pide al trabajador que contemple la situación, pero es el que está cediendo siempre el 50 por ciento de su salario”, sostuvo. Lamentó los problemas que causa la retención de servicios a los usuarios. Explicó que no tienen otra alternativa.

Dijo que entienden el malestar de los usuarios, pero planteó que los trabajadores tiene que asumir esa situación, cuando los responsables de resolver el conflicto son la empresa y el gobierno municipal, que conduce el intendente Gustavo Gennuso.

Recordó que el salario de los trabajadores hace un año que no se actualiza. Contó que por eso esperaban con ansiedad el pago del sueldo de enero porque incluía un incremento del 30 por ciento.

Dijo que desde Nación tienen que depositar dos aportes de 10.000.000 de pesos cada uno “con los que deberían pagar los salarios”, pero no hay fecha. Curilen explicó que el salario de bolsillo de un trabajador de la categoría más baja es de 50.000 pesos mensuales.

El Concejo Municipal sancionó a finales de 2016 la ordenanza que aprobó el contrato suscrito entre la empresa y la Municipalidad para la explotación, a partir del 1 de enero de 2017, del servicio público de transporte urbano de pasajeros durante 10 años en Bariloche.

Gennuso avaló el arribo de Transportes Amancay en esta ciudad, en reemplazo de la firma Autobuses Sante Fe, que había aterrizado de la mano de la exintendenta María Eugenia Martini, que hoy se desempeña como legisladora provincial por el Frente de Todos.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Paro de colectiveros por falta de pago deja a miles de usuarios a pie en Bariloche