Paro nacional: primer gran desafío de los gremios en la era Macri

Se suman las dos CTA. La izquierda y organizaciones sociales harán cortes en las principales ciudades del país. Para el gobierno, “es incomprensible”.



#

El oficialismo tiene hoy su bautismo frente a una huelga general que considera política. La CGT unificada concreta, finalmente, el primer paro nacional contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri, con la adhesión de la mayoría de los gremios más poderosos. Se espera que la medida se haga sentir con fuerza en todo el país, considerando que participan del cese de actividades los principales sectores del transporte. A esto, se suma que organizaciones sociales, gremiales y partidos de izquierda ya advirtieron que cortarán calles para garantizar la efectividad de la medida de fuerza.

Uno de los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, aseguró ayer que el paro tendrá una “alta adhesión: las fábricas van a estar vacías, no va a haber gente en las calles”. Afirmó que los trabajadores están “cuestionando una parte del trazado económico que está llevando adelante el gobierno con un enfoque erróneo”, y enumeró la “administración del comercio exterior, el control de la inflación y el derrumbe del consumo, que es innegable”.

El paro fue convocado por la CGT hace 20 días, una semana después de que su conducción debió escapar de su propia y masiva movilización entre insultos y agresiones de grupos que reclamaban ponerle fecha a la medida. En el medio, las CTA hicieron su propia protesta. Desde la CGT, tras fijar la fecha, aseguraron que serviría para “descomprimir tensiones”. Si se referían a las de la interna gremial, queda abierto a interpretación.

La medida de fuerza llega en un contexto paradójico. Mientras se preparaba el paro, el gobierno cerró, por sector, acuerdos entre empresarios y sindicalistas –algunos de ellos, de diálogo fluido con el gobierno– con el objetivo de reactivar la economía. Con el modelo para el desarrollo de energía no convencional en Vaca Muerta como fondo, el Ejecutivo cerró convenios en el sector automotriz, la construcción y, hace 36 horas, con empresarios y sindicalistas textiles para impulsar el consumo.

“Esto demuestra que el diálogo nunca se rompió y hace incomprensible el paro”, dijo ayer el ministro Rogelio Frigerio, y recordó el anuncio de la construcción de 100.000 viviendas como parte de los acuerdos sectoriales. “Los paros son siempre la última instancia y no es éste el caso. No hay consignas claras, nos vamos a sentar al día siguiente y no va a haber una hoja de ruta porque no tienen consignas claras de por qué estamos parando”, insistió.

Luego de un marzo con media docena de marchas en su contra, tras las concentraciones de apoyo al gobierno del sábado pasado, el oficialismo salió entonado y criticó con mayor dureza a los dirigentes gremiales que, opinan, buscan desgastar al gobierno. Macri mismo prometió enfrentar “las mafias que están en los sindicatos, la política, las empresas y la Justicia”.

Los únicos que se dieron por aludidos fueron los sindicalistas, que salieron a defenderse públicamente. Queda ver cómo seguirá la relación con los gremios tras el paro de hoy.

“Los paros son siempre la última instancia y no es este el caso. El diálogo nunca se rompió y hace incomprensible el paro”.

Rogelio Frigerio,

ministro del Interior.

“Nuestra responsabilidad es poner el malestar social sobre la mesa. Las fábricas estarán vacías, no va a haber nadie en las calles”.

Juan Carlos Schmid,

secretario general de CGT.

“Macri es el principal responsable de la protesta por no dar respuesta a los reclamos de los trabajadores”.

Sergio Palazo, secretario de Asociación Bancaria.

Datos

“Los paros son siempre la última instancia y no es este el caso. El diálogo nunca se rompió y hace incomprensible el paro”.
“Nuestra responsabilidad es poner el malestar social sobre la mesa. Las fábricas estarán vacías, no va a haber nadie en las calles”.
“Macri es el principal responsable de la protesta por no dar respuesta a los reclamos de los trabajadores”.

Comentarios


Paro nacional: primer gran desafío de los gremios en la era Macri