Con clásicos y estrenos, Pedro Aznar trae su música a la región

“Formato íntimo” se llama el show que el multiinstrumentista brindará esta semana en Bariloche, Viedma, Neuquén y Bahía Blanca y que una entrevista adelantó a RÍO NEGRO.





“El espíritu del rock viene conmigo y aporta lo suyo”, asegura Pedro azna, quien mezcla varios géneros en sus recitales.

“El espíritu del rock viene conmigo y aporta lo suyo”, asegura Pedro azna, quien mezcla varios géneros en sus recitales.

Con un recorrido por su trayectoria y un adelanto de tres canciones de su próximo disco, el músico Pedro Aznar presenta su nuevo show “Formato íntimo” en Bariloche, Viedma, Neuquén y Bahía Blanca.

“El escenario es algo único. Se podría decir que grabar un disco es como hacer una película. Requiere de mucho tiempo y mucha gente; mientras que un concierto es como una función teatral: el actor directamente frente al público, sin posibilidad de corregir ni arrepentirse de nada, lo que ocurre es lo que es, una inmersión total en el presente”, definió el músico en diálogo con Río Negro.

Aznar prometió un “show variado con clásicos y estrenos”. Un repaso por las canciones del disco “Abrazo de hermanos” que salió el año pasado, junto con el cantautor Manuel García, y el álbum de tangos originales “Utopía”, que compuso y grabó con Ramiro Gallo.

“Tengo la alegría de contar con un público muy diverso, de todas las edades y estilos, y todos se acercan a mi música con un enorme cariño y una apertura total a lo que propongo. Eso me da una libertad enorme a la hora de crear y una gran seguridad y confianza al encarar cada nuevo proyecto”, sintetizó.

P- Como músico de una enorme versatilidad: ¿qué género sentís más propio?

R- El rock es mi casa y mi centro de operaciones pero le sumo elementos de muchos otros estilos. Al mismo tiempo, cuando abordo otras formas musicales, como en “Utopía”, disco de tangos, milongas y litoraleñas, el espíritu del rock viene conmigo y aporta lo suyo.

P- Toca el bajo, la guitarra y los teclados, entre otros: ¿cómo siente la evolución de su trayectoria en relación a los instrumentos?

R- Empecé estudiando guitarra clásica a los 9 años. A los 14, me dediqué al bajo y desde entonces es el instrumento que siento más propio.

P- Se vienen los 40 años de “Bicicleta”, el tercer álbum de Serú Girán: ¿se podría replicar lo que pasó con “Grasa de las capitales”? ¿Qué impacto tuvo?

R- Trabajar en la remasterización de “Grasa de las capitales” fue emocionante y muy movilizador. Volver a entrar tan profundamente en esa música implicó revivir una época y pasar por el cuerpo todo lo que en aquel momento nos ocupaba y preocupaba como artistas y como personas. Para mí, personalmente, fue recordar innumerables momentos que guardo como tesoros en mi memoria y redescubrir otros que el polvo del tiempo había velado. La apuesta del grupo era ambiciosa, y siento que esta nueva puesta en valor del sonido le hizo justicia y le dio nueva vida. Sería lindísimo remasterizar también “Bicicleta”.

P- ¿Cómo han incidido los cambios musicales de los últimos años?

R- Como nuevos desafíos y propuestas, nuevos elementos y herramientas. Es importante estar abierto a las nuevas corrientes, todas traen alguna lectura de las cosas que nos importan en el presente, todas traen algún polen para fertilizar.

Remasterización de “Grasa de las capitales”

Con Charly García y David Lebón, un cortísimo reencuentro de Serú Girán.

La edición remasterizada en vinilo de “Grasa de las capitales”, el segundo álbum de la banda Serú Girán, como homenaje a los 40 años del original editado en 1979, volvió a reunir a Pedro Aznar, con Charly García, David Lebón y Oscar Moro. Durante el lanzamiento en diciembre del año pasado, Aznar recalcó que “la remasterización está hecha a partir de cintas que recuperó el Inamu en muy buena calidad. Lo que hicimos fue transferir esas cintas a un sistema digital en alta resolución. Usamos el vinilo original como referencia”.

Explicó que “es un trabajo durísimo porque con el paso del tiempo la cinta tiene una cierta degradación, entonces hay bachecitos que restauramos a mano uno por uno, montones de ruiditos y distorsiones”. De todos modos, la remasterización intentó respetar la esencia de la música y el audio de aquel momento. “Conservamos el espíritu del audio de los 70 pero mejorado”, describió.

La gira por Río Negro y Neuquén

Miércoles 11: Centro Municipal de Cultura de Viedma. Las entradas cuestan 1.000 y se venden en Compu Música, en Gallardo 180.

Miércoles 18 en el salón BEC, en Bariloche. Valor de las entradas 1.300 y 1.000 pesos. Se consiguen en Bambú, en Villegas 242, en Bariloche, de 10 a 21.

Viernes 20: Casino Magic en Neuquén. El valor de la platea A es de 1.200 pesos; la platea B cuesta 1.000 pesos. Se consiguen en Planas 4005.


Comentarios


Con clásicos y estrenos, Pedro Aznar trae su música a la región