Pelea por la sucesión

Por Redacción




El hijo mayor del líder surcoreano Kim Jong Il, al que alguna vez se consideró posible sucesor de su padre hasta que trató de entrar clandestinamente en Japón para ir a Disneylandia, se opuso a una transferencia del poder a su hermanastro menor. Su comentario es el primer indicio público de desacuerdo en el proceso de sucesión minuciosamente coreografiado, aunque analistas dicen que Kim Jong Nam ha vivido durante tanto tiempo fuera de su país que su opinión tiene poco peso. El regordete Kim, de 39 años, es lo más parecido que tiene el régimen a un playboy.


Comentarios


Pelea por la sucesión