Perú: Castillo sigue primero y Fujimori insiste en denunciar fraude

Con el 100% de las actas procesadas pero con el 99,890% contabilizadas, porque aún hay cientos impugnadas u observadas, Castillo obtenía 8.830.647 votos (50,145%), a una corta ventaja de los 8.779.709 votos (49,855%) de Fujimori.

Mientras el escrutinio avanza lentamente en su recta final en Perú y el docente y sindicalista Pedro Castillo se mantiene adelante con unos 51.000 votos, la candidata Keiko Fujimori insistió hoy en que hubo "fraude" en el balotaje presidencial, pese a que la OEA y el resto de las misiones de observadores descartaron "irregularidades graves".

En coincidencia con el resto de las misiones de observación electoral internacional, el titular del de la OEA en Perú, el excanciller paraguayo Rubén Ramírez, presentó anoche su informe preliminar y destacó que "no han detectado graves irregularidades".Una conclusión que parece chocar con las denuncias de "indicios de fraude" y los llamados a anular 200.000 votos de Fujimori.

Pese a que la última misión de observadores internacionales que falta se exprimió en contra de un presunto fraude, la exlegisladora y candidata, que el lunes enfrentará en la Justicia un nuevo pedido de prisión preventiva por un caso de corrupción, volvió a la carga hoy con sus denuncias.

"Hay fraude en la mesa, manipulación en mesa, hay hechos muy graves en esta última etapa del conteo de votos", afirmó Fujimori en una reunión con la prensa extranjera, mientras sus opciones de ganar el balotaje parecen cada vez más reducidas.

Con el 100% de las actas procesadas pero con el 99,890% contabilizadas porque aún hay cientos impugnadas u observadas, Castillo obtenía 8.830.647 votos (50,145%), a una corta pero estable ventaja de los 8.779.709 votos (49,855%) de su rival, según la última actualización de la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú (ONPE).

Con el escrutinio avanzando muy lento, las denuncias y los rumores no paran de multiplicarse en Perú, alimentando un clima político cada vez más tenso.

El expresidente de Bolivia Evo Morales denunció hoy que "detrás de la revisión de actas de votación en el Perú se esconde un plan golpista para robar el triunfo al pueblo peruano que eligió su gobierno en las urnas con dignidad y soberanía" y alertó: "Este es un ataque a la democracia que atenta contra la estabilidad regional".

Ya en la semana, los presidentes de Argentina y Bolivia, Alberto Fernández y Luis Arce, respectivamente, habían saludado a Castillo por el balotaje, lo que le siguió una carta pública de varios exmandatarios, en su mayoría de derecha, que reclamaban no declarar ni ganadores ni perdedores aún, en línea con lo reclamó hoy Fujimori en su conferencia de prensa.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Perú: Castillo sigue primero y Fujimori insiste en denunciar fraude