Pese a la crisis petrolera, el gremio insistirá con nuevas paritarias

Petroleros Privados le reclama al sector empresarial un aumento del 16% en concepto de la paritaria cerrada del año pasado. El pedido surge en paralelo a las negociaciones con YPF para reactivar la industria. A fin de mes vence el actual acuerdo que se fijó en marzo pasado.




1/4
El gremio petrolero asegura que resta una actualización del 16% en los haberes. (foto: archivo)

El gremio petrolero asegura que resta una actualización del 16% en los haberes. (foto: archivo)

2/4
El 15, el 20 y hoy se registraron sismos en un mismo sector, cerca de Añelo. (Archivo)

El 15, el 20 y hoy se registraron sismos en un mismo sector, cerca de Añelo. (Archivo)

3/4
06-02-2019 NEUQUEN - AÑELO SUPLE ENERGI

06-02-2019 NEUQUEN - AÑELO SUPLE ENERGI

4/4
La industria petrolera afecta el empleo de muchos otros sectores, en especial en las provincias productoras.

La industria petrolera afecta el empleo de muchos otros sectores, en especial en las provincias productoras.

En medio de la negociación entre YPF y Petroleros Privados, que tiene a Vaca Muerta en stand by y a la espera de un horizonte para recuperar el sendero productivo, el gremio que lidera Guillermo Pereyra presionó con las paritarias y le reclamó al sector empresarial un aumento de más del 16% del acuerdo firmado el año pasado.


En abril de 2019 se acordó un aumento del 28% en una cuota de 10% y dos de 9% que incluyó dos revisiones. Precisamente en las revisiones es donde el gremio denuncia incumplimiento y señala que a finales de 2019 se hizo una corrección del 4,2% pero que “todavía resta ejecutar la última”.

En este marco es que la comisión directiva del gremio petrolero más importante del país demandó que se convoque a una nueva mesa paritaria para tratar el tema y, además, dar con un camino que lleve hacia la reactivación del sector. El reclamo se traduce casi como una maniobra de último recurso que busca dar respiro a uno de los eslabones más débiles de la cadena en medio de una crisis sin antecedente por la pandemia de coronavirus.

“La paritaria de 2019 está cerrada pero no se ha cumplido. Y las empresas deben abonar un incremento de 16,2% para poder igualar la inflación del período”, argumentó el gremio a través de un comunicado oficial que además de Pereyra lleva la firma del secretario administrativo, Marcelo Rucci.

“Estamos dispuestos a poner todo nuestro esfuerzo pero sin tocar una sola coma del Convenio Colectivo de Trabajo vigente”.

Fragmento del comunicado del sindicato de Petroleros Privados.

Desde el sindicato aseguran que de no cumplirse con la última revisión podrían llegar a marzo del 2019 con un retraso en los haberes del 70%, en un escenario que cerca de 15.000 trabajadores con suspensiones y salarios reducidos.

“A medida que el tiempo pasa la distancia entre los salarios y el IPC se amplía. Por eso debemos arbitrar las medidas para evitar que esa diferencia se acreciente”, indicaron.

La discusión le suma un condimento más a las negociaciones empantanadas y cerradas que llevan adelante las partes en la que YPF busca reducir los costos operativos y el gremio ofrece una fuerte resistencia para no modificar condiciones laborales.

A cinco meses de guardias mínimas en los yacimientos y suspensiones masivas, en lo que va del año no hubo lugar para la reapertura de paritarias y, al igual que en casi todos los sectores de la economía, los petroleros se enfrentan a una inusual pérdida del poder adquisitivo.

“Nosotros somos parte de este proceso y queremos aportar más aún para construir un camino de bonanza para todos. Estamos dispuestos a poner todo nuestro esfuerzo, como siempre lo hacemos, pero sin rezagar nuestros ingresos ni tocar una sola coma del Convenio Colectivo de Trabajo vigente”, enfatizaron desde el gremio.

En menos de dos semanas vence el acuerdo que garantiza salarios limitados para los trabajadores suspendidos y Petroleros Privados ya avisó que no firmarán otro, sino que en su lugar buscan un plan de reactivación progresivo para toda la nómina. Sin dudas la pelea por un aumento en medio del contexto actual caldeará aún más las tensiones entre ambos sectores.

Últimas semanas para definir un nuevo acuerdo con las operadoras


El actual acuerdo entre Petroleros Privados e YPF, que se fijó a fines de junio pasado, retroactivo al 31 de mayo, por la crisis que desató la pandemia por coronavirus, tiene los días contados.El 31 de agosto se vence lo pactado y todavía no hay novedades de cómo avanza la negociación.

Pereyra dijo, días atrás, que el acuerdo estaba cerca pero no brindó detalles.
El gremio rechazó el primer borrador que envió la operadora y, desde allí, el hermetismo se hizo presente en la comunicación oficial.


La crisis generó que alrededor de 15.000 trabajadores queden suspendidos y por ahora el escenario a corto plazo es incierto. El 19 de marzo, con el inicio del aislamiento obligatorio, comenzaron las guardias mínimas que aún se mantiene y llevan más de 150 días.


Comentarios


Pese a la crisis petrolera, el gremio insistirá con nuevas paritarias