Petroleros pide cambios estructurales para Vaca Muerta

El sindicato de Petroleros Privados de la región anunció que presentará un proyecto para modificar la adenda de Vaca Muerta. Buscan aumentar el personal en el campo.




El acto que anunció la adenda de Vaca Muerta reunió a los principales actores políticos del momento en Casa Rosada. (Foto: gentileza)

El acto que anunció la adenda de Vaca Muerta reunió a los principales actores políticos del momento en Casa Rosada. (Foto: gentileza)

Con la promesa de atraer más inversiones para los no convencionales, la administración nacional de Mauricio Macri firmó en 2017 la adenda de Vaca Muerta con la que fijó cambios en el convenio colectivo de trabajo –solo para el shale- luego de llegar a un acuerdo con los sindicatos de la región.

A cuatro años después de aquel acuerdo, que más que desembolsos millonarios impuso flexibilizaciones laborales, el sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa anunció ayer que prepara un proyecto para modificar la adenda. Por ahora, solo buscan suman más personal al campo. 

“Vamos a presentar un proyecto la próxima semana, más una nota que vamos a elevar al ministerio de Trabajo junto con las cámaras, que nos habilite a la modificación de la adenda de Vaca Muerta”, le dijo a Energía On, el titular de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, luego de salir de la Reunión con las cámaras del sector, CEPH y CEOPE.

La –no- firma de la adenda quedó inmortalizada en una foto que reunió a los principales actores políticos de Vaca Muerta de ese momento en Casa Rosada, sin embargo, el acuerdo tomó vigencia meses después por la negativa del sindicato de Petroleros Jerárquicos. Recién en marzo se logró firmar por todos los involucrados.

En ese momento el gobierno estimaba que podría lograr una baja de costos superior al 25%, pero la realidad es que nunca se logró aplicar del todo el acuerdo y el porcentaje de ahorro no superó el 10%. Uno de los puntos que sí se respetó fue la falta de personal en tareas de perforación y completación de pozos y es precisamente lo que busca cambiar el gremio.

Argumentan que, en el momento de la firma, el diseño de pozos de las petroleras en general demandaba mucho menor esfuerzo de lo que demanda ahora. Aseguran que para cumplir con los objetivos los trabajadores terminan agotados y no es seguro continuar con las operaciones de esa manera.

Cuando nosotros firmamos la adenda, hablábamos de perforaciones de 3.000 a 3.500 metros de profundidad como máximo. Ahora estamos entre 5.000 y 7.000 metros. Lo mismo con las fracturas, las etapas que se hacían era 3 ó 5 por día y hoy se hacen en promedio unas 10 y en algunos casos hasta 12”, expresó Pereyra.

El 223 bis no va más

A partir del próximo lunes el Acuerdo para la Sustentabilidad y el Empleo que firmó el sindicato de Petroleros Privados junto con la CEPH en octubre del año pasado perderá vigencia y desde el gremio ya confirmaron que no lo renovarán.

El tema del acuerdo de sustentabilidad de empleo, en lo que es al artículo 223 bis, termina el próximo domingo y fuimos claros que no vamos a firmar un nuevo acuerdo”, dijo Pereyra.

Aseguró también que para los 1200 trabajadores que siguen en las casas harán acuerdos singulares con cada empresa. En esos casos se firmarán acuerdos por 30 ó 60 días con un sistema de rotación que no caiga sobre un mismo grupo. La propuesta sería 3 semanas de trabajo por una de suspensión, y esa semana se aplicaría el 223 bis.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Petroleros pide cambios estructurales para Vaca Muerta