Pichetto trajo a Martini el apoyo de la Casa Rosada

El discurso de la intendenta cerró un acto signado por la presencia sindical, con los intendentes peronistas de la provincia en el palco junto al senador nacional y los hermanos Martín y María Emilia Soria. Cortés, entre el público.



1
#

2
#

El acto realizado en el gimnasio del Soyem tuvo toda la liturgia peronista.

LANZAMIENTO OFICIAL

Con los intendentes peronistas, el senador nacional Miguel Pichetto y la candidata a diputada por el Frente para la Victoria María Emilia Soria sobre el palco y el sindicalista Walter Cortés entre el público, la intendenta María Eugenia Martini lanzó este viernes por la noche su campaña para mantener el cargo hasta 2015. No todas fueron presencias porque la diputada nacional y candidata a senadora por el kirchnerismo, Silvina García Larraburu, referente de Bariloche, ni siquiera se acercó al gimnasio del Soyen, donde se desarrolló el acto.

“Quiero transmitir el mensaje de la presidenta, del gobierno nacional, del respaldo a la figura de la candidata a intendente de ‘Maru’ Martini”, afirmó el senador Pichetto. La declaración arrancó un fuerte aplauso de los dirigentes y militantes que asistieron al lanzamiento oficial de la candidatura de la actual jefa comunal interina para la elección del 1 de septiembre.

Martini recibió además el apoyo de la liga de intendentes peronistas, que encabeza el jefe comunal de Roca, Martín Soria, quien estuvo acompañado por su hermana y candidata a diputada nacional por el FpV, María Emilia. Estuvo el sindicato de los trabajadores municipales, Soyem, el gremio de Comercio, Uocra, UTA y dirigentes de numerosas organizaciones kirchneristas. También, el ministro de Desarrollo Social Ernesto Paillalef se mostró en el palco a pesar de que el gobernador Alberto Weretilneck había indicado a sus funcionarios mostrarse prescindente en la elección de Bariloche.

Entre el público se acomodó Cortés, al que alguna vez el ex gobernador Carlos Soria se refirió como “personaje nefasto”.

El lanzamiento oficial de la candidatura de Martini para la intendencia tuvo una fuerte impronta peronista. Los organizadores querían una demostración de fuerza. Hubo movilización. Pero no la suficiente. El gimnasio del Soyem mostró varios espacios vacíos en la parte posterior y en las tribunas.

El acto comenzó con el intendente de Roca intentando levantar a la concurrencia. “Nosotros los peronistas estamos hechos para gobernar o ser perseguidos, estamos hechos para transformar la realidad o ser proscriptos. No estamos para declararnos prescindentes o intrascendentes. Estamos para acompañar a la compañera que viene a dejar todo por Bariloche”, lanzó Soria. Martini y los dirigentes agradecieron con un extenso aplauso.

Luego, Pichetto recordó que el FpV no ha saldado aún el debate por la crisis política que finalizó con la destitución del exintendente Omar Goye.

Martini cerró el acto. Destacó que en siete meses de gestión pudieron ordenar el Municipio y agradeció al Soyem por su acompañamiento. “Salimos de la crisis financiera, no giramos más en descubierto, tenemos nuestras cuentas en el Banco Nación, pedimos la recuperación del Puerto San Carlos”, resumió.

La necesaria unidad

Más temprano, Pichetto había lamentado que su partido y el Frente Grande volvieran a presentar listas separadas en la elección municipal, al igual que en 2011, y consideró que Bariloche “necesita unidad y no un discurso disociador”.

Evaluó también que el traumático final de la gestión del ex intendente Omar Goye, suspendido por el Concejo y luego destituido por el voto popular, aun merece un análisis más profundo.

“Todo el proceso de revocatoria es algo que no pudimos revisar todavía -dijo Pichetto-. Nos falta hacer una autocrítica”.

Sin profundizar en la cuestión, sólo dijo que “no está bien usar la pobreza como ariete en los conflictos”, en lo que sonó como una crítica al perfil cultivado por Goye durante sus 13 meses de gobierno.

El senador dijo que en la provincia “es fundamental mantener el proyecto colectivo del FpV para el 2015” y reiteró su cuestionamiento a la bifurcación de ese fuerza en Bariloche.

Aseguró haber hecho meses atrás un último intento frustrado por evitar la confrontación entre Carlos Valeri (Frente Grande) y Martíni. Según contó Pichetto, cuando el diputado Oscar Albrieu quedó impedido de candidatearse a la reelección, él propuso impulsar a Valeri como diputado nacional. Pero finalmente el intento no prosperó y ese lugar fue para María Emilia Soria.

Recordó que Goye ganó en 2011 con una mayoría exigua del 30% y Bariloche no puede repetir una historia similar. “No le hago reproches a nadie, cada uno tiene que hacerse cargo -dijo-. Pero Bariloche perdió muchas oportunidades por la fragilidad institucional”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Pichetto trajo a Martini el apoyo de la Casa Rosada