Pick-up de fabricación cordobesa

Renault reflota el proyecto de producir la Alaskan en su planta de Santa Isabel. Una millonaria inversión permite desde el segundo semestre de 2018 la producción de la Nissan Frontier, y debía continuar en el 2019 con la salida de la Alaskan y para el 2020 la Mercedes Benz Clase X.



La automotriz Renault decidió reflotar los estudios para la producción de una pick-up en su planta industrial de Santa Isabel, en la provincia de Córdoba, como parte del proyecto que ya permite la fabricación de un modelo similar de la marca Nissan.

El proyecto que demandó una inversión de US$ 600 millones permite desde el segundo semestre de 2018 la producción de la Nissan Frontier, y debía continuar en 2019 con la salida de la misma planta de la pick-up Alaskan de Renault y para 2020 la Mercedes Benz Clase X, definitivamente cancelada.

Voceros de Renault aseguraron que “el proyecto Alaskan está demorado debido a las condiciones de mercado no muy favorables de los últimos 18 meses, pero la inversión está hecha y lista para ser retomado, para lo cual se reiniciaron los estudios de producción”.

La nueva planta de Santa Isabel está preparada para la producción de 70.000 unidades por año, por lo que el lanzamiento del modelo de Renault permitiría aprovechar la capacidad ociosa con algunos reajustes que no demandarían una nueva inversión.

Durante 2019, se llegó a mencionar al respecto –pero nunca admitido oficialmente por las automotrices– la posibilidad de sumar al proyecto una camioneta Mitsubishi, marca que forma parte de la alianza global junto con Nissan y Renault.

Comodidad y tecnología van de la mano.


Si bien el mercado local no tiene perspectivas de una recuperación inmediata luego de una caída del 43% en las ventas durante 2019, ciertas condiciones locales permitirían definir el proyecto, además de la perspectiva de la recuperación del mercado brasileño.

Es que la nueva escala de impuestos internos para los vehículos 0 kilómetro que rige desde comienzos de enero, es considerada una oportunidad para la marca y todos los fabricantes de pick ups, ya que esos modelos están exentos del canon para las ventas superiores a los 1,3 millones de pesos.

De concretarse el inicio de producción en la planta cordobesa, que cumplirá 65 años en los próximos meses, se sumará una nueva pick de industria nacional, lo que ratificaría la tendencia a la especialización y complementación que atraviesa las industrias de Argentina y Brasil.

Alaskan se sumaría así a las pick-ups Toyota Hilux que se fabrica en la planta bonaerense de Zárate, y que en 2019 volvió a liderar las ventas en todos los segmentos; la Volkswagen Amarok y la Ford Ranger que salen de las terminales de General Pacheco, y la Nissan Frontier desde Córdoba.

El desarrollo de proveedores locales para este tipo de unidades comerciales es uno de los puntos más importantes para la fabricación de pick-ups, lo que permitiría acentuar la especialización durante la próxima década, incluso con la incorporación de motorizaciones híbridas.

La marca japonesa se propuso con el modelo Frontier un porcentaje de componentes locales superior al 30% y que progresivamente se irán incrementando a medida que avance la producción, siendo un claro objetivo alcanzar al menos el 40% en el corto plazo.


Comentarios


Pick-up de fabricación cordobesa