Poca incidencia de las medidas nacionales en Río Negro

Economía analiza el impacto del paquete nacional. Gremios piden el bono de 5.000 pesos. El gobierno estudia, calla y espera.



1/2

2/2

Río Negro evalúa el impacto fiscal del paquete nacional, que ya se estima en más 300 millones, y también las eventuales mejoras remunerativas en sus estatales, centradas en la suspensión –por dos meses– de los aportes personales. Después del anuncio presidencial, los gremios públicos rionegrinos se alinearon para reclamar a la provincia que pague también el bono de 5000 pesos anunciados para los estatales nacionales.

Ayer, el gobierno guardó silencio y rastreó información. Busca estabilidad nacional que ofrezca sostén a cualquier aviso o anuncio propio. Así, Weretilneck –inicialmente– resistió la posibilidad del bono. “No, no podemos… Son más de 250 millones”, respondió a gremialistas y políticos que esbozaron esa medida. Sus interlocutores, también, saben que la respuesta responden al momento, a sus tiempos.

Alcance de Ganancias

2051
docentes pagan este tributo y, con las nuevas medidas, tendrán una carga menor, incluso restituciones por pagos mayores en meses anteriores.

Casi simultáneamente, Economía hurgaba alternativas, partiendo de precisiones del impacto de las medidas anunciadas. El repaso incluyó el depósito de los 5.000 pesos, por única vez, con la exigencia repetida por el gobernador. También se requeriría un desembolso inferior con un espectro acotado a parte de los estatales.

El costo fiscal requiere su propia atención. Ocurre que las acciones nacionales comprenden bajas impositivas –Ganancias– y derivarán en la caída de los recursos coparticipables. La merma provincial sería de 300 a 350 millones.

Parte puede compensarse con la mejora en las regalías petroleras y gasíferas, producto de la devaluación y el aumento del dólar.
En contrapartida, se repasa alcance del paquete en agentes rionegrinos. Así se releva a cuántos llegará la anunciada suspensión (setiembre y octubre) de los aportes personales (el 11% que se le retienen para el sistema previsional). Esta medida tiene un tope de 2.000 pesos pero tendrá una restricción particular rionegrina por el alto nivel de sumas no remunerativas. Por caso, esa retención en las categorías intermedias de la ley 1844 van de 600 a 800 peso. Esas sumas serían las mejoras en los bolsillos de los agentes provinciales en las próximas dos mensualidades.

La disminución de Ganancias es más limitada porque pocos estatales tienen esa carga impositiva. Aliviará a unos 2.000 docentes, en cargos directivos.

Claramente, esas medidas no tienen incidencias importantes en los estatales rionegrinos, entonces los gremios –pública y reservadamente– actuaron para que Río Negro también abone en setiembre el bono de 5.000 pesos de Nación.

“Medidas complementarias urgentes”, reclamó el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar. A la mañana, UPCN –en una nota firmada por Juan C. Scalesi– había solicitado una “convocatoria urgente” de la Función Pública por el “tema salarial” por el “contexto nacional” y los “desfasados de los indices inflacionarios”.

Unter trasladó su preocupación a Educación y, seguramente, el Congreso de hoy asumirá su posición en referencia a las nuevas exigencias salariales.


Comentarios


Poca incidencia de las medidas nacionales en Río Negro