Poda de la hortensia



1
#

Se pueden dejar las dos yemas o sólo una, para obtener mayor vigor.

2
#

Varas de un año con yemas apicales vigorosas. Las basales, que nacen desde el suelo, servirán de renuevo.

La hortensia (Hydrangea microphylla) que forma inflorescencias (“bochas”) entre blancas y rosadas en suelos alcalinos y azules en los ácidos, florece sobre las varas existentes del año o años anteriores… las yemas más fuertes y las que darán las “bochas florales” más grandes, son las dos de la punta. Una vez deslucidas (enero), se cortan por sobre el primer par de yemas ubicadas por debajo de la inflorescencia, porque estas originarán varas fuertes que soportarán mejor sin doblarse el peso del agua de lluvia o de la aspersión. El resto de varas débiles se elimina a la altura del suelo, para permitir el nacimiento de renuevos para el año siguiente. Si se podaran todas a ras del suelo, como se hace habitualmente, las varas serán débiles, las flores chicas y la planta se debilita. Se pueden podar por varios años sucesivos las varas florecidas, para que ganen en altura y fortaleza… de esa forma pueden llegar a superar los 3 o 4 metros y resistirán hasta el viento fuerte.


Comentarios


Poda de la hortensia