Ahora van por las jubilaciones «privilegiadas» de los jueces de Neuquén

Un proyecto de ley auspicia la derogación completa de la ley especial. También embiste contra el cálculo de la antigüedad de los abogados desde la matriculación.

El régimen especial de jubilaciones de magistrados y funcionarios de Neuquén estuvo varias veces en agenda pero nunca se llegó a discutir con firmeza su derogación. Este año habrá un intento más, a partir del proyecto que presentó la diputada Gisselle Stillger (Arriba Neuquén) en la Legislatura.

La iniciativa no habla de «jubilaciones de privilegio» sino de «régimen privilegiado». En su artículo 1 deroga la ley 859, que regula «jubilaciones y pensiones para magistrados y funcionarios del Poder Judicial, desde juez del Tribunal Superior de Justicia hasta secretarios de Primera Instancia inclusive».

Stillger dijo a diario RÍO NEGRO que este sistema es responsable del 7% del déficit del Instituto de Seguridad Social del Neuquén, que según el gobernador Rolando Figueroa ronda los 100 millones de dólares al año.

Integrantes del Poder Judicial la consideran «una subcaja superavitaria», pero la legisladora dijo que no hay tal subdivisión.

Diferencias con el régimen general


Si se eliminara la ley 859, magistrados y funcionarios pasarían a jubilarse por el régimen de la ley 611, el llamado régimen general.

Entre las diferencias, se destaca que magistrados y funcionarios se jubilan con el 82% móvil del último sueldo, mientras que el escalafón general el haber previsional se calcula en un promedio de los mejores 3 años de los últimos 5 años antes de la renuncia para jubilarse, y la Constitución garantiza un piso mínimo del 80% móvil.

En el régimen de la ley 611, los varones se jubilan a los 60 y las mujeres a los 55, mientras que magistrados y funcionarios se jubilan a los 60 años por igual.

La legisladora Stillger opinó que no habrá una descompensación por la jubilación anticipada de mujeres, y añadió que «la edad jubilatoria hay que discutirla, pero este no es el momento».

También es diferente el aporte personal: 23% en el caso de magistrados y funcionarios, y 20% para el escalafón general.

El proyecto será debatido en comisión y en caso de prosperar, debería contemplar a quienes atraviesan la transición, es decir, aquellos que están en condiciones de jubilarse por la ley 611 (general) pero les falta poco para cumplir los requisitos de la 859 (especial).

Según cómo se resuelva, podría producirse una fuga hacia el retiro con las consecuentes vacantes en el Poder Judicial.

El cálculo de la antigüedad


El otro objetivo del proyecto de Stillger es derogar la llamada ley Kohon, por la cual a los abogados del Poder Judicial se les calcula la antigüedad desde su matriculación y no desde que ocupan el cargo.

«Es injusto con los demás profesionales que trabajan en el Poder Judicial», como contadores, médicos, psicólogos y asistentes sociales, dijo.

Hay un proyecto del sindicato de Empleados Judiciales (Sejun) con la misma propuesta. «Se unificarán», pronosticó la legisladora de Arriba Neuquén.

Su iniciativa fue acompañada por Verónica María del Rosario Lichter (Pro-NCN) y dos legisladores del bloque oficialista de Comunidad: Juan Federico Méndez y Mónica Guanque, que viene justamente del Sejun. «Lo apoyó como legisladora, le gustó y firmó», dijo Stillger.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora